No se pueden perder Joanne, el nuevo disco de Lady Gaga

// Por: Sara Araujo

Sab 22 octubre, 2016

Al fin llegó el esperado álbum de Lady Gaga, Joanne. Después de tres años desde que la talentosa cantante dio a conocer Artpop, los fans de Lady Gaga no sabían qué sorpresas podría traer este ícono del pop contemporáneo. A pesar de haber evolucionado notablemente desde sus inicios con ‘Poker Face’, Lady Gaga ha demostrado calidad en su composición y propuesta musical. Si bien la artista no había compartido mucho de su trabajo como solista, nos había mantenido entretenidos con sus increíbles colaboraciones con Tony Bennett, así como su participación en un par de temporadas para la famosa serie, American Horror Story.

Ahora, con Joanne, Gaga regresa con un pop ciertamente más sofisticado, abandonado un poco los matices electrónicos, y cambiando a detalles que podrían ubicarse en el pop rock. Una de las sorpresas más interesantes del nuevo disco de Lady Gaga, que valen la pena es ser mencionado, es el equipo de producción detrás de éste. Para su sexto disco de estudio (quinto si no contamos la colaboración con Bennett), la popular cantante trabajó con grandes talentos como Mark Ronson, Beck, Kevin Parker de Tame Impala, Josh Homme de Queens Of The Stone Age, Florence Welch, Father John Misty, y BloodPop.

Sin duda alguna, Joanne de Lady Gaga es un disco único en su acervo musical. Es posible que muchos sientan cierta alienación en comparación con su trabajo previo, sin embargo, también puede ser la prueba de una evolución y madurez en su trayectoria artística.