Pearl Jam interpretó en Seattle ‘We´re Going To Be Friends’ de The White Stripes

// Por: Oscar Adame

Jue 9 agosto, 2018

Ayer Pearl Jam regresó a Seattle a lo grande, tras cinco años de no tocar en su ciudad de origen; la icónica agrupación de grunge sorprendió a sus seguidores con un set de tres horas.

Durante el concierto interpretaron varios covers de The Beatles, Neil Young e incluso su propia versión a ‘We’re Going To Be Friends’ de The White Stripes.

El Concierto

La cita dio inicio a las 20:00hrs en un Safeco Field completamente lleno, y los liderados por Eddie Vedder empezaron interpretando varias de las canciones más reconocidas de su repertorio. ‘Long Road’, ‘Release’, ‘Low Light’ y ‘Elderly Woman Behind the Counter in a Small Town’. Dieron paso a ‘Go’, ‘Do The Evolution’ y ‘Courduroy’, previo a la interpretación de ‘Throw Your Hatred Down’ de Neil Young.

Tras un breve discurso, en el cual el Eddie Vedder hizo memoria de las experiencias que ha tenido dentro de la ciudad de Seattle, Pearl Jam volvió a tomar sus instrumentos para tocar ‘Mind Your Manners’, ‘Lighting Bolt’, ‘Given To Fly’ y ‘Even Flow’, previo a retirarse para descansar, antes de salir a tocar el primer encore de la noche.

Tocaron covers como ‘Help!’ de the Beatles, ‘I Am a Patriot’ de Little Steven, y sorprendieron con ‘We’re Going To Be Friends’ de The White Stripes. Es la primera vez que tocan una canción de Jack White sobre un escenario y es un dato bastante curioso, pues no hay ninguna relación entre el cantautor de Detroit y Pearl Jam.

El concierto terminó con ‘Alive’, ‘Breath’, y los covers a ‘Comfortably Numb’ de Pink Floyd y ‘I’ve Got a Feeling’ de The Beatles.

Lo último de Pearl Jam

Pearl Jam regresó a la música con el estreno de ‘Can’t Deny Me’ formato digital, el pasado 14 de marzo. Ésta se convirtió en la primer canción que la legendaria agrupación de Seattle lanza, desde el estreno de su último disco de estudio, Lighting Bolt (2013).

No ha habido declaraciones de los miembros de la banda respecto al significado de la pieza, pero las líricas hacen evidente una crítica dura y directa respecto a las leyes de control de armas en los Estados Unidos, logrando relatar con crudeza los recientes atentados que se han vivido en las escuelas públicas del país gobernado por el Presidente Donald J. Trump.

El tema fue aclamado por parte de la crítica, la cual alabó el trabajo lírico que responde a los inicios de la carrera de Pearl Jam. Por el momento no se tienen detalles respecto a si la banda planea lanzar un nuevo disco próximamente.