¿Qué pasó con el asunto de Ford?

// Por: Fátima Albarrán

Jue 5 Enero, 2017

Siguiendo el camino de Trump #Inaug2017

El anuncio hecho por Ford Motor hace un par de días en Flat Rock de que cancelaría la construcción de una planta de 1,600 millones de dólares en San Luis Potosí hizo que el peso se tambaleara junto con las acciones en uno de los principales proveedores de partes del país.

El peso, que funcionó como instrumento de medición durante la campaña presidencial de Estados Unidos, tuvo la tercera caída más pronunciada en el mundo el año pasado debido al temor de que la nueva administración renegocie el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y que controle la inmigración ilegal erigiendo un muro a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos.

El dólar cerró el miércoles en $21.60. Horas después del anuncio de Ford, la firma japonesa Nidec Sankyo comunicó que invertirá 15 millones de dólares para una nueva planta de autopartes en San Luis Potosí, donde se espera una plantilla de aproximadamente 300 personas para el 2019. El complejo estará en el parque industrial Colinas de San Luis y tendrá una superficie de 12,000 metros cuadrados.

La empresa japonesa llegó al mercado mexicano en octubre de 2015 y cuenta con sucursales en Estados Unidos, China, Filipinas, Vietnam y otros.

Ford invertirá 700 millones de dólares durante los próximos cuatro años en la fábrica estadounidense de Flat Rock, ubicada en Michigan, para crear una planta que producirá vehículos eléctricos de alta tecnología y autónomos, además de Ford Mustang y Lincoln Continental.

El gobierno potosino detalló en un comunicado de prensa que la firma automotriz cubrirá los gastos realizados por la entidad para la instalación de la planta.