Un recorrido fotográfico de las portadas de vinilo más icónicas del Siglo XX

// Por: Ana Vargas

Mie 29 noviembre, 2017

Existen algunas portadas catalogadas como las más emblemáticas de todos los tiempos, y ahora, una exposición en Foto Colectania, Barcelona, nos demuestra el fruto de una colaboración entre destacados fotógrafos y artistas. 

Island Life de Grace Jones, 1985.

Fotografía: Jean-Paul Goude.

 

La historia musical y fotográfica del siglo XX se refleja en estas sorprendentes colaboraciones entre artistas como Robert Frank y los Rolling Stones, Bernd & Hilla Becher y Kraftwerk, Nobuyoshi Araki y Björk, Jeff Wall e Iggy Pop, Anton Corbijn y U2, William Klein y Serge Gainsbourg, Jean-Paul Goude y Grace Jones, Irving Penn y Miles Davis, Ryan McGinley y Sigur Ros.

Middle Man de Boz Scaggs, 1980.

Fotografía: Guy Bourdin.

Exile on Main St de The Rolling Stones, 1972.

Fotografía: Robert Frank.

 

Por otra parte algunos artistas visuales como Andy Warhol, Robert Rauschenberg y Dieter Roth también han dejado su huella en el vinilo, utilizando las portada de los discos como un espacio para la experimentación con diversas técnicas fotográficas y prácticas artísticas.

 

La exposición se divide en diferentes secciones temáticas que exploran varios aspectos de esta forma de arte única, mostrando el resultado de una búsqueda por parte de los propios músicos para encontrar la más adecuada para ilustrar su trabajo. En muchas ocasiones, las imágenes elegidas por los artistas causaron escándalos y luego titulares después de ser censuradas.

Lovesexy de Prince, 1988.

Fotografía: Jean-Baptiste Mondino.

 

Por otro lado, las portadas de los álbumes también han servido como una plataforma para las demandas políticas, que se utilizan como instrumentos de propaganda. Finalmente, en géneros musicales como el jazz, las portadas de vinilo a menudo se han diseñado, no tanto para destacar a los artistas individuales, si no para realzar el atractivo de un sello discográfico o una serie lanzada.

Love on the Beat de Serge Gainsbourg, 1984.

Fotografía: William Klein.

 

¿Qué sería un álbum sin su cubierta? Nada más que un disco de vinilo negro intercambiable y sin nombre. No es de extrañar que los fotógrafos y artistas de renombre internacional estén detrás de muchas de las portadas icónicas de la historia de la música, y esas imágenes permanecerán profundamente inscritas en nuestra memoria colectiva.

Tutu de Miles Davis, 1986.

Fotografía: Irving Penn.

 

Abbey Road de The Beatles, 1969.

Fotografía: Iain Macmillan.