Roger Waters en el zócalo (Galería)

// Por: Sara Araujo

Dom 2 octubre, 2016

Fotografía por Majo Thielve y @nacorockofficial para WARP

Roger Waters es, y será, un importante tema de conversación estos días. Quienes hayan tenido la fortuna de asistir al Foro Sol, quienes se hayan quedado con las ganas, o quienes se hayan aventurado al zócalo, cualquier pretexto es bueno para hablar de Waters.  Y cómo no serlo; el talentoso músico siempre deja todo en el escenario; sus presentaciones son un impecable trabajo interdisciplinario de visual, audio, y mensaje. El día de ayer, Roger Waters ofreció una tercera presentación en la semana, usando el zócalo de la CDMX como sede para un memorable, y ciertamente masivo, concierto.

Como era de esperarse, muchos de los fans de Waters llegaron desde temprano para tener una vista ideal del evento; otros más aventureros, acamparon en las cercanías del zócalo.

Pensando en el intenso fanatismo musical que se vive en el país, y por el espacio proporcionado para el evento, el gobierno de la CDMX esperaba contar con 100 mil asistentes. Para sorpresa de pocos, poco antes del concierto se contabilizaron más de 200 mil. Como suele ser en los conciertos gratuitos del zócalo, la organización del evento no escatimó en seguridad; más de ocho mil elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX fueron desplegados para mantener el orden entre los frenéticos asistentes.

La locura comenzó desde las 5:00, cuando Waters salió para hacer soundcheck, y saludar a los que ya esperaban con ansia el concierto. Dieron las 8:00, y se dio inicio al evento. Dentro del repertorio de Roger Waters para esa noche, los fans pudieron deleitarse con clásicos como ‘Time’, ‘The Great Gig In The Sky’, ‘Money’ y ‘Shine On You Crazy Diamond’. Increíbles visuales llenaron el zócalo con colores y polémicos mensajes, proyectados en inmensas pantallas de 90 metros de longitud.. La increíble cantidad de fans reunidos para cantar con Waters fue impresionante; había fans por todos lados, hasta trepados en ventanas de edificios aledaños. Cerrando el concierto con una magnífica pirotecnia, a las 10:30 Waters se despidió con ‘Comfortably Numb’, del disco The Wall. Con una duración aproximada de dos horas, Waters conmovió a cientos de miles de admiradores con clásicos del rock. Sin duda alguna, fue una noche inolvidable para los fans del ex miembro de Pink Floyd. A continuación, te dejamos una muestra de lo que fue esta impresionante locura en el centro de la ciudad.

En caso de que no hayas podido asistir, puedes ver el evento completo aquí.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.