Se celebró la ceremonia de inducción del Rock and Roll Hall of Fame

// Por: Carlos Rodríguez

Dom 19 abril, 2015

La ceremonia del Rock and Roll Hall of Fame no es cualquier evento, es uno donde las caras más reconocidas de la industria de la música en general, se juntan para celebrar las trayectorias y el esfuerzo de las personas que le dieron vida a uno de los géneros más atrevidos y apasionados de la era moderna: el rock.

El día de ayer en Cleveland, OH. el Rock and Roll Hall of Fame, abrió de nuevo un espacio que sería abarcado por personajes que ya consideramos leyendas desde un principio, entre ellos Ringo Starr, Bill Whiters, Joan Jett y Lou Reed. Con más de 10,000 invitados, la ceremonia comenzó con un discurso de Jann S. Wenner, fundador de la revista Rolling Stone y pieza fundamental en la historia del periodismo musical:

“Nos tomó muchos años y bastante esfuerzo abrir el Hall of Fame, pero lo hicimos, y con este año han sido ya 10 millones las visitas totales al Rock and Roll Hall of Fame” – anunció Wenner como bienvenida.

El año pasado vimos como Joan Jett se unió en la presentación de Nirvana luego de la inducción de Dave Grohl, Kurt Cobain y Krist Novoselic. Durante la presentación de Jett, Grohl le regresó el favor tocando ‘Cherry Bomb’ junto a la ex-integrante de The Runaways. Luego de la escandalosa presentación de ‘Crimson and Clover’ donde a Jett se le unieron Miley Cyrus y Tommy James, Cyrus introdujo luego a Jett diciendo:

“Quiero comenzar la introducción contándoles sobre la primera vez que quise tener sexo con Joan Jett (…) Para mí ella es lo que una supermujer debería ser. Ha tenido una vida muy poco común dentro de la música y ha sido la primera en hacer muchas cosas, no solo como mujer sino como una chica mala en el planeta”,

Luego de que Tom Morello (Rage Against The Machine) y Zac Brown llenaran los oídos de los presentes con ‘Born In Chicago’, llegó el turno de John Mayer en la escena, donde rindió un sentimental tributo hablado a Stevie Ray Vaughan, para luego expresarlo de manera musical, acompañado de Doyle Bramhall II, Gary Clark Jr. y Jimmie Vaughan.

“Stevie Ray Vaughan es el guitarrista ideal, tuvo increible valor al luchar contra los males de las drogas y el alcohol y cuando lo hizo, regresó al escenario convertido en un mejor guitarrista. Existe un termino que se escucha mucho en conversaciones, en este caso, pláticas de guitarristas, la palabra es “wannabe”, significa que eres falso, un fraude, pretencioso, pero si alargas bien las palabras te das cuenta que significa “want to be” (quiero ser). Querer ser alguien es muy importante, tiene gran significado, es una gran manera de vivir. Me considero entonces un wannabe de Stevie Ray Vaughan.” – admitió Mayer.

El sentimiento melancólico cambió drásticamente cuando Fall Out Boy introdujo a Green Day al Hall of Fame. Billy Joe Armstrong agradeció al público acompañado de Tré Cool y Mike Dirnt y sin poder creer todas las caras famosas que los veían, dijo :

“Es como si mi colección de discos entera estuviera sentada en este cuarto. Es extraño el hecho de que haya escuchado “Horses” de Patti Smith cuando era niño y ahora ella esté parada ahí. (…) Amo el rock and roll, lo he hecho desde la primera vez que abrí mis ojos y tomé mi primer respiro.” – agradeció Armstrong para luego tocar uno de sus más conocidos éxitos: ‘American Idiot'”,

Uno de los momentos más fuertes de la velada fue la inducción de Lou Reed a cargo de su amiga Patti Smith que no tenía pensado guardarse las lágrimas. Smith no tocó ninguna canción pero a manera de tributo recitó un pedazo de ‘Perfect Day’ y cedió los micrófonos a Karen O y Nick Zinner de Yeah Yeah Yeahs, quienes tocaron una excelente versión del clásico de Reed, ‘Vicious’. Esto es lo que tuvo que decir Smith acerca de su amigo:

“Lou era un humanista, profético, que luchó por levantar lo oprimido. Sus temáticas fueron la realeza que coronó con sus letras, sin prejuicios ni ironía. Su conciencia infiltró e iluminó nuestra voz cultural”.

Para concluir la ceremonia, Paul McCartney subió al podium para introducir a su compañero, colega y amigo Ringo Starr, un momento crucial en el evento que juntó de nuevo a la mitad sobreviviente de la que es reconocida como una de las mejores bandas en la historia de la música: The Beatles.

“Eramos solo cuatro chicos de Liverpool que quisieron compartir un viaje. Eventualmente llegamos a “The Ed Sullivan Show” y nos hicimos muy famosos. Ringo, él es simplemente muy especial. Mientras toca la batería detrás de ti, no tienes que voltear y preguntarte si va a tocar más rápido o más lento, él siempre está a tiempo. Es un gran honor inducirlo, perdón… introducirlo al Rock and Roll Hall of Fame.” – dijo McCartney con orgullo.

La última presentación musical reunió casi a todos los nominados e invitados especiales de la noche, todo esto para concluir de la única manera posible (teniendo en cuenta los invitados), con canciones de The Beatles. ‘Boys’,’With a Little Help From My Friends’ y ‘I Wanna Be Your Man’ despidieron a los presentes con una alta cantidad de nostalgia, pasión, alegría, en resumen, todas las cosas buenas que estas personas han reflejado con sus vidas, sus carreras y más que nada, con su música.

Aunque el evento quedará solamente quedará guardado en las memorias de los presentes, todos podremos verlo a finales de mayo a través de HBO.

Texto: Carlos Rodríguez
@senornoviembre