Todo sobre el legendario sello de 4AD, la “disquera de mierda” de Grimes

// Por: Oscar Adame

Mie 28 febrero, 2018

A lo largo de los últimos días el sello discográfico de 4AD se ha enfrentado a la que probablemente sea la crisis de relaciones públicas más grave que ha tenido en su historia tras varias declaraciones que ha dado Grimes a través de sus redes sociales, lo que ha generado el odio de sus seguidores a 4AD pero que también ha dejado bastante confundidos a los melómanos que conocen la historia de la compañía.

Según lo declarado por la cantautora canadiense de bedroom pop, la disquera no le ha permitido desarrollar su próximo álbum bajo su visión artística, por lo que compartió lo siguiente el pasado 26 de febrero: “Estoy trabajando en dos discos y uno será el último que haré para mi mierda de sello discográfico”, tras haber declarado 10 días antes en Instagram, “No lanzaré mi próximo disco pronto gracias a la mierda de la industria de la música.

Esto resulta extraño viniendo de 4AD pues se trata de uno de los sellos más importantes en el desarrollo de los géneros experimentales que han marcado a la vanguardia musical a lo largo de las últimas 4 décadas. Una compañía que se ha distinguido por su visión y apuesta por lo excéntrico.

Fundación de 4AD Records

En 1979 los agentes de relaciones públicas de Beggars Banquet, Ivo Watts-Russell y Peter Kent, decidieron fundar una disquera bajo su autoridad titulada Axis Records, la cual funcionaría como parte del corporativo para el cual laboraban.

Su idea inicial fue que el sello fuera “una prueba” para los artistas que estaban interesados en trabajar en Beggars Baquet pero, tras el inesperado éxito que representó monetaria y a nivel de influencia su primer artista, decidieron que en su lugar funcionaría como un sello completamente independiente. A principios de 1980 ambos le compraron el sello a Begars.

El nombre cambió a 4AD a inicios del 1980 debido a un error tipográfico en un cartel publicitario que gustó a sus dueños.

Indispensable para el Post-Punk

Es ridículo, pero la primera agrupación que firmó 4AD en su disquera terminaría convirtiéndose en la propuesta más importante para el desarrollo comercial del post-punk y de la subcultura gótica: Bauhaus. 

La agrupación conformada por Peter Murphy, Daniel Ash, David J y Kevin Haskins dio el banderazo de lo que se conoce como post-punk cuando el 6 de agosto de 1979 lanzaron su primer sencillo promocional ‘Bella Lugosi’s Dead’, la cual ha sido considerada como la primer canción del género y del rock gótico en general por su dinámica instrumental, su lírica influida por historias de terror y su arte que pretende ser una calca de la estética del expresionismo alemán en el cine. 

Bandas como The Cure, Joy Division, Sisters of Mercy y Siouxie and the Banshees lanzaron a los pocos meses, o incluso días, grabaciones con una base discursiva y sonora similar dentro de Inglaterra. 

Su disco debut titulado In the Flat Field (1980) también fue lanzado en 4AD previo a su incursión a Beggars and Banquet, la única banda que siguió este camino. 

Siguiendo la misma filosofía de aquel éxito, el siguiente artista firmados por el sello fue  la agrupación australiana que expandió la sonoridad post-punk al integrar elementos del folk neoclásico, poli ritmos africanos, canto gregoriano y art rock llamada Dead Can Dance, quienes han vendido cientos de miles de copias de los ocho disco de estudio a lo largo de sus 30 años. 

Previo a incursionar en otros géneros el sello apoyó a Cocteau Twins, trio escotes formado por Elizabeth Fraser, Robin Guthrie y Will Heggie que en sus primeros seis discos disfrutaron de un gran éxito con el sonido típico del post-punk gótico pero con el lanzamiento de Blue Bell Knoll (1988) se convirtieron en los precursores del dream pop famoso por su detalle en las texturas y las atmósferas de sus canciones. Sin este lanzamiento no hubieran existido bandas como My Bloody Valentine, Slowdive o incluso Grimes. 

Otras bandas de este género que no hubieran alcanzado el mainstream sin 4AD son la agrupación liderada por Nick Cave, The Birthday Party, Colin Newman, The The, Clan of Xymox y This Mortal Cool. 

Desarrollo del noise norteamericano

A finales de los años 80 Ivo se mudó a Estados Unidos para concentrarse en buscar talento underground del país que nos dio un par de años después al grunge. Él se encontró con un cuarteto que combinaba el surf rock con el hard y la psicodelia de una forma violenta e innovadora, Pixies. 

El grupo conformado por Black Francis, Kim Deal, Joey Santiago y David Lovering se convirtió con el lanzamiento de Surfer Rosa (1988) en una de las bandas más importantes para el desarrollo del rock alterativo y el noise norteamericano lanzando un disco exitoso tanto en ventas como en crítica tras otro de 1988 a 1991. Al poco tiempo fueron nombrados por bandas como Nirvana y Weezer como la mayor influencia en su carrera. 

Otra banda que firmaron a finales de la década de los 80 fueron Throwing Muses quienes recibieron aclamación por parte de la crítica gracias a sus excéntricas armonías vocales y cambios intensos en los tempos de su instrumentación. Fueron muy influyentes y tras su disolución y la de Pixies se formó The Breeders, otra agrupación icónica del noise de este país.

Durante su administración en Los Angeles, 4AD también apoyó a bandas como Red House Painters, Unrest y His Name Is Alive. Fue entonces cuando Watts-Russell vendió su parte del sello de nuevo a Beggars Group. 

Etapa de obscuridad

A lo largo de la primera década del nuevo milenio, 4AD sobrevivió a base de los nuevos lanzamientos de los artistas que firmaron en años anteriores como The Breeders. Además se dedicaron a comercializar canciones ocultas en boxsets de colección de bandas como Pixies o Cocteau Twins. 

De esta década sólo se recuerda a 4AD por apoyar a tres agrupaciones, el colectivo experimental de TV on the Radio y las bandas precursoras del nu-gaze Blonde Redhead y Deerhunter, aunque el último par logró cosechar el éxito crítico y comercial hasta el año 2010 con Halcyon Digest y Penny Sparkle, lanzamientos que iniciaron la última época de éxito para el sello.

Nu-Gaze y Pop Experimental

El 2010 vio a 4AD lanzando sus tres discos más exitosos en años. Penny Sparkle de Blonde Redhead le ganó el éxito crítico y comercial al trio, cosa que también sucedió para Deerhunter tras lanzar Halcyon Digest, disco que terminaría siendo definitorio para la expansión del revival del shoegaze, conocido como nu gaze. Ese disco y el High Violet de The National, también editado por 4AD, se convirtieron en los dos trabajos mejor calificados por la crítica del año.

A partir de ahí 4AD se ha caracterizado por apoyar a artistas nuevos e innovadores con interés en los experimentos sonoros ochenteros y noventeros que ellos mismos apoyaron pero con una aproximación más pop.

Artistas como la propia Grimes, St. Vincent, Ariel Pink, Efterklang, Future Islands, Beirut y todos los proyectos alternos de Deerhunter se han vuelto populares gracias al sello.