Administración de Trump anuncia fin a DACA, el programa de protección a inmigrantes

// Por: Oscar Adame

Mar 5 septiembre, 2017

El día de hoy la administración de Trump ha anunciado formalmente el fin de DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals), el programa anunciado el 15 de junio del 2012 que impulsó Barack Obama en su búsqueda por beneficiar a quienes él llamaba ‘dreamers’, los inmigrantes no documentados que llegaron a Estados Unidos siendo niños y que nunca han salido del país.

Al finalizar el programa, Trump ha dejado en la incertidumbre a más de 800,000 jóvenes indocumentados, quienes se encontraban trabajando o estudiando de forma pacífica dentro del territorio Norteamericano. El 79% de estos jóvenes ex-beneficiados son mexicanos

Estoy parado aquí para anunciar que el programa conocido como DACA, el cual fue efectuado bajo la administración de Obama, ha llegado a su fin”, dijo Attorney General Jeff Sessions dentro del Departamento de Justicia.

El punto final a cinco años en los cuales DACA apoyó a la comunidad trabajadora y educativa de los Estados Unidos. Sin embargo, tanto los Demócratas como una gran cantidad de Republicanos, apoyaron al programa, citando la contribución del mismo a la sociedad como algo sin precedentes; razón por la cual el Congreso podría salvar al programa y no aceptar la decisión de Trump por cancelarlo.

El ex-presidente Barack Obama fue el primero en levantar la voz afirmando que es hora para que el Congreso actúe rápida y firmemente.

Trump respondió que esta decisión es parte de su visión de poner a America Primero, una agenda que ha estado cargando desde su postulación como candidato a la presidencia.

Como he dicho antes, vamos a resolver el problema de DACA con corazón y compasión, pero a travez del proceso democrático, mientras al mismo tiempo aseguramos que ninguna reforma inmigrante que hemos adoptado provee beneficios para los ciudadanos americanos que hemos elegido servir. También debemos tener corazón y compasión para los americanos sin empleo, tambaleantes y olvidados

La administración también anunció que planean continuar renovando los permisos por los siguientes seis meses, dando tiempo al Congreso para actuar antes de que estos individuos protegidos pierdan su habilidad para trabajar, estudiar o vivir sin miedo dentro de los Estados Unidos.