WARP presenta: Entrevista con Diego Herrera

// Por: J. Ismael Canales

Vie 5 diciembre, 2014

Miembro original de Caifanes y sobre todo un gran músico, Diego Herrera se encuentra promocionando Mientras Nos Dure el Veinte, un interesante proyecto, donde, con la complicidad de Alfonso André, Javier Calderón y Federico Fong, le dan vida musical al libro de Juan Villoro “Tiempo Transcurrido”, el cual presenta 18 crónicas imaginarias de lo que aconteció en México de 1968 a 1985.

El día de hoy (diciembre 5) Mientras Nos Dure El Veinte se presentará en el Museo Cultural del Chopo y Diego Herrera habló con WARP sobre la historia del proyecto y dio una agradable noticia para los fans de Caifanes.

¿Cómo inicia el proyecto Mientras Nos Dure El Veinte?

Voy mucho al Festival Internacional de Cine de Morelia, y ahí me propusieron musicalizar una película en vivo y entonces de ahí yo le dije a Alfonso “oye estaría poca madre hacer esta”, Alfonso, el baterista de Caifanes, “¿te apuntas?” pues órale”; empezamos a buscar pelis y no encontramos una que nos latiera y pues bueno, se quedó ahí eso y le comentamos a Chema Arreola algún día.

Meses después me llama Chema y me dice “oye, estoy armando este numerito, ¿conoces a Juan Villoro?”, sí,  lo conozco muy bien, coincidimos haciendo radio hace años, él sabe perfectamente quien soy.

Pues esta idea de hacer una cosa que se llama “Rock and Libros” dentro del Vive Latino en una carpa y le voy a proponer a Juan a ver si se anima a hacerlo contigo, y pues Juan dijo “sí, órale, de poca madre” y me dijo “¿Sabes qué?, a mi me gustaría hacer algo sobre este libro que se llama Tiempo Transcurrido”, que es un libro que Juan escribió hace 30 años, son crónicas imaginarias de la Ciudad de México, una cada año del 68 al 85.

Entonces me dijo “mételo y a ver qué te llama de ahí, mano” y pues me leí el librito, son como 16 relatos, y le propuse a Juan “pues me gustaría hacer éste, éste y éste”, como que al momento de leernos me dieron una onda, un sonido y entonces le propuse tres, le gustó mucho la idea, me puse a componer  nos pusimos a ensayar y lo presentamos en el Vive, con muy buena reacción de la gente.

Y le dije “pues ya hicimos toda la chamba, mano. No se va a quedar ahí”  entonces  de repente pensamos que pues estaría padre grabarlo por qué no nos metemos a un estudio, pero con la experiencia del Vive vimos que Juan cambió tremendamente, en el ensayo leyó de una manera y ya con la gente enfrente pues se agarró otra onda como con mucha más fuerza, super prendido.

Juan es un rocanrolero encarnado en escritor, dentro de su obra siempre hay música, una guitarra por ahí, un personaje que toca el instrumento, o citas a Lou Reed y gente así.

Entonces, pues es muy clavado con la música y pues bueno -oh sorpresa- cuando presentamos en el Vive Juan se transformó completamente, le metió mucho más garra y dije “no nos va a quedar tan padre en el estudio, mejor busquemos un espacio donde lo podamos presentar un par de veces y grabamos el audio ahí, y esa es toda la intención de lo que va a pasar mañana y pasado en el foro del Dinosaurio en el Museo de El Chopo, grabar… ahora ya son 4 historias no 3, ampliamos un poquito el numerito, hay unas cosas que estamos haciendo instrumentales, también con la banda, y bueno la intención es esa.

El Fondo de Cultura Económica va a editar el libro con una edición conmemorativa, digamos, incluyendo el CD con los  4 relatos.

Está padrísimo, es de esos proyectos que pones en la mesa y todo el mundo brinca, le entra y, pues bueno, así se ha ido dando todo.

Oye Diego, y por ejemplo, sabemos que el combo con Federico Fong está ahí desde hace muchos años,  que son un grupo de amigos que comparten la música de una manera muy íntima, pero  ¿en qué momento se suma Javier Calderón a la ecuación?

Yo la verdad no sabía… fue muy curioso porque Chema nos dijo “es un escenario chiquito, no queremos hacer la gran consola, los 80 mil canales, es una carpa chirris”  entonces eso estuvo padre porque limitó también de alguna manera hacer las cosas más sencillas.

Alfonso va con una bataquita con bombo, tarola y contratiempo, punto; en las tocadas con los Caifas lleva dos TOMS de aire, dos TOMS de piso, 80 mil platillos, en fin, que es lo que necesita, pero esto se limitó a hacer bien, bien en cortito; un tecladito así súper chafa, una guitarrita.

De repente cuando yo estaba componiendo dije “híjole ¿cómo le voy a hacer? ¿Qué tipo de onda va a ser? ¿Qué dotación musical? y justo estaba en ese proceso, fui a una tocada de Alfonso me eché un palomazo, él grabó una canción mía en su disco anterior entonces me subí a tocar y me tocó del lado de Javier, yo no lo conocía, lo conocía más o menos, pero me tocó del escenario a su lado y estuve escuchando lo que tocaba y dije “no manches, este cuate es una bestia, toca poca madre ” y entonces le propuse.

Y ahora, por ejemplo, aparte de estas dos presentaciones, digo porque es un proyecto que se antoja muchísimo y seguramente  habrá muchísima gente con interés en otros puntos de la República por escucharlo, por presenciarlo ¿hay interés….

…Me tocó, en esta tocada de Alfonso donde fui a echarle un palomazo, me tocó de su lado del escenario, empecé a escuchar lo que tocaba y dije “no manches, este cuate toca poca madre, está padrísimo” y ahí dije a ver si se prende.

Yo estaba buscando gente con ganas de hacer las cosas, que es lo que busco últimamente mucho, más que sean del gran nombre y del gran rollo, que tengan ganas de entrarle, lo demás ya se dará.

Pues sí se armó un combo muy padre, luego el acercamiento con Juan pues fue curioso, es buenísima onda, prendidísimo en los primeros ensayos, ha ido avanzando muy padre, te digo que es de estos proyectos que lo pones en la mesa y todo el mundo dice órale yo le entro, entonces le entró el Fondo, le entró TV UNAM, le entró El Chopo, Yamaha, Shure, en fin, se juntó toda la banda  y pues ahí vamos muy contentos con muchas ganas de hacer el numerito mañana y empezar a trabajar la grabación y también de presentarlo en otros lados, que no se nos quede nada mas en esto, esperamos que las agendas complicadas de toda la banda nos permitan llevarlo a provincia y tal.

¿Ya hay alguna feecha programada fuera de la Ciudad de México?

Pues no, no todavía, yo tengo toda la intención de hacerlo, no sabemos, queríamos llevarlo, es muy curioso porque no es un escenario rockero, pero sí lo es, no es una presentación de un libro pero lo es, entonces el lugar no sabemos bien exactamente a qué obedezca.

O sea ¿en dónde lo promueves? ¿En dónde lo pones?. Yo tenía muchas ganas de ir a la FIL, pero pues todavía estamos armando el numerito.

No sabemos muy bien a dónde, pero más problema ha sido como congeniar agendas y ver la disposición de todos, entre los Caifas, entre las bandas que tiene Federico, Javier y pues bueno el señor Villoro no digamos, Juan está súper ocupado, viaja mucho

No tenemos nada proyectado, pero sí muchas ganas, ya está armado, ya está hecho es como una tocada tal cual, el frontman no está cantando, está leyendo, pero es una tocada pues.

¿Qué tanto hay lugar a la improvisación?

Está cañón, el reto es bastante amplio porque no obedece los cánones normales de la música en el sentido de una tocada, de una rola en donde pasas por la introducción, el coro, el verso, el puente, el otro verso y tan tan, ahí está como definido, pasan cosas en medio de todo esto pero ya hay una estructura como muy clavada.

Aquí uno de los retos es tocarlo, pues depende mucho del ritmo que traiga Juan ese día, el ritmo que traigamos nosotros, lo tenemos que esperar en ciertos puntos, la música no está fondeando, sí está fondeando pero cambia concretamente, narra de alguna manera lo que está pasando.

Según lo que está sucediendo en la historia, la música va cambiando, entonces sí hay un reto ahí. Yo lo veo como si fuera una trajinera de Xochimilco y la estamos esperando para brincar a la otra trajinera, a la otra chinampa, como se diga.

En el momento que Juan diga tal palabra, bueno empieza la madriza y entramos en la música de la madriza y luego termina y entonces regresamos a no sé qué, hay bloques musicales, está diseñado de esa manera.

Hace unos días se dio a conocer que Caifanes va a presentarse en el Vive Latino, ¿hay alguna cosa especial que estén preparando  para esa presentación? ¿Cómo te has sentido con Caifanes?

Definitivamente sí tenemos que presentar algo en el Vive, algo nuevo y pues esa es la intención, vamos con todo por ello

Y el hecho de haberte reencontrado con tus compañeros de Caifanes ¿hay planes de grabar un disco?

Sí, sí, sí, esa es la idea. No sabemos bien ni de cuantas canciones ni cómo, ni por donde ni pa’ donde, pero nos vamos a juntar, nos vamos a sentar pues a analizar cosas nuevas.

Nosotros somos los primeros que queremos tocar algo nuevo ya en el Vive, yo creo que es bien importante y tenemos muchas ganas de hacerlo y bueno, ese es un clavado todavía más profundo del que ya hemos hecho, pero nos ha ido bien, no tenemos porque no hacerlo

¿Podríamos estar hablando de que tal vez en el 2015 estaríamos escuchando nuevo material de Caifanes?

Seguro, segurito.

 

Entrevista: Linda Cruz