Connect with us
MGMT MGMT

Portada

Reseña de nuestro disco de la semana: Loss Of Life de MGMT

Publicado

el

En este nuevo espacio plantearemos una reflexión en torno al que consideramos el disco más relevante de la semana. En esta entrega: Loss Of Life de MGMT.

 

Para cualquier proyecto musical, tener un gran álbum debut es un arma de doble filo: sí, hace que tumbes la puerta de una patada e irrumpas de lleno en el panorama sonoro del presente; sin embargo, a la larga también puede suponer una suerte de condena en la que todo el mundo asuma que toda tu identidad se concentra en dicho álbum y, cualquier cosa que suene diferente a ello, es en automático un acto de traición.

Por allá de 2007, cuando MGMT publicó Oracular Spectacular, todos coincidimos en que era un álbum generacional: tal vez no por su maestría ni por su innovación pero sí por su capacidad para capturar la energía de todos a su alrededor.

Sonaba fresco, revitalizante y moderno. ¿Qué más podía pedir la juventud efervescente que además era la primera en desarrollarse en pleno uso del Internet?

Crecimos, pero de cierto modo no queríamos que MGMT lo hiciera porque de cierto modo eran nuestra ancla a algo que sabíamos que no volvería.

Andrew VanWyngarden y Benjamín Goldwasser percibieron eso y a partir de ahí se envolvieron en una confusión de la que les fue muy complicado salir.

Había dos MGMTs: el de Oracular Spectacular y el que intentaba negarlo pero inconscientemente se ataba a él para no perder la atención de sus fans.

El camino de ese segundo MGMT fue tumultoso y aunque dicho proceso arrojó obras consistentes como Little Dark Age (2018), finalmente han llegado al otro lado sin sentir que le faltaron al respeto a su propia obra.

Parecería que la introducción para hablar de Loss Of Life -el nuevo disco de MGMT tras seis años de ausencia- ha sido demasiado larga; pero había que entender lo que significa este álbum para la banda en su ubicación cronológica.

Loss Of Life es oscuro y como amaga su mismo título, pesimista. Cargado de baladas épicas,  recurre a la nostalgia no como un recurso sino como discurso: por lo perdido, por lo no cumplido y por tiempos que ni siquiera vivimos.

Elementos como sus guitarras acusticas, sus canciones de más de seis minutos de duración y la manera en que emplean los sintetizadores parecen un desprendimiento de esa identidad que fue Oracular Spectacular. 14 años después.

Aunque por momentos Loss Of Life peca en su afán de mostrar los niveles de experimentación que lo conforman -al grado de sentirse una especie de tributo a The Cure o Radiohead- el album de siente como un trabajo sólido que muestra todo lo que la banda puede ser de cara al futuro.

Y si bien con este disco es probable que muchos fans se replanteen si quieren seguir el viaje de MGMT; al menos nos queda la certeza de que todavía es una banda viva con ganas de cuestionarse sus propias inquietudes artísticas.

Musica

Reseña de nuestro Disco de la Semana: GAMMA de Gesaffelstein

Publicado

el

En este espacio plantearemos una reflexión en torno al que consideramos el disco más relevante de la semana. En esta entrega: GAMMA de Gesaffelstein.

No hay duda alguna: estamos viviendo un nuevo auge para la cultura de los clubes nocturnos. De todos tipos y en todas las latitudes, la Música Electrónica vuelve a tomar por asalto las listas de popularidad pero sobre todo el interés del público, que ha encontrado en dichos espacios una manera de entender el mundo y de asimilarlo para su día a día.

Ese contexto se convierte en el grupo escenario ideal para figuras que por una u otra razón se encontraban aletargadas, esperando el momento justo para regresar.

Uno de esos nombres es Gesaffelstein, quien este 2024 le dió un empuje electrizante a su carrera a través de GAMMA, su nueva producción discográfica que, precisamente, rinde honores a la fiesta de los últimos 40 años.

Este nuevo disco del productor francés es un balance perfecto entre los sonidos otrora revolucionarios de los 80s y expresiones sintéticas más industriales que lo vuelven un trabajo del aquí y del ahora.

Entretenido y ágil, este disco es una gran re introducción a las virtudes de Gesaffelstein, quien no pone en entredicho su identidad musical, siempre oscura y elegante pero jamás peleada con el Pop.

GAMMA es una experiencia cinemática fluye con uniformidad gracias a una premisa rítmica concreta y segura de sí misma.

Y lo mejor es que es capaz de satisfacer tanto a sus seguidores empedernidos como también nuevas generaciones que están educando su oído desde el descubrimiento voraz.

Sin ser una obra maestra ni un disco disruptivo para lo que está sucediendo en el panorama internacional, sí podemos decir que tener presente una imaginación como la de Gesaffelstein es una bocanada de aire en medio de una suceso cultural que necesita ser consciente de su pasado y presente para entender el futuro.

Continue Reading

Musica

Coachella 2024: todo lo que pasó en el primer fin de semana del festival

Publicado

el

El circuito de festivales de primavera llega a su momento cumbre en Coachella 2024, y este fin de semana se vivió el primer fin de semana del evento en medio de una serie de dudas sobre su éxito comercial, la dirección de su curaduría y el impacto cultural que aún tiene (o ya no tiene) como la gran fiesta mainstream de la música estadounidense.

Como todo en esta vida, Coachella está sujeto al cambio y a la evolución misma del mundo. Luego de diez años de volver a establecerse como uno de los tres grandes referentes respecto a infraestructura, organización y curaduría de festivales, para esta edición 2024 llegaba con más dudas que nunca dada la curva descendente en la demanda de sus boletos, así como por las críticas realizadas al line up y su relación con el costo de los boletos.

Al ser un festival que nació entre finales de los 90 / principios de los 2000 y que sobrevive hasta ahora, su dirección se encuentra ante una disyuntiva capital: ¿seguirle hablando al público que los llevó a ser el festival que son o poner toda su atención en la audiencia que lo volvió una experiencia turística de tendencia y estatus? 

Una pregunta que -de hecho- se están haciendo varios festivales de cara a su propio futuro y que se conjuga con una evidente crisis de grandes giras en activo y nuevas superestrellas de alcance global. 

En el caso de Coachella, el combo Lana del Rey + Tyler The Creator + Doja Cat + No Doubt + Peso Pluma + Blur + J Balvin no terminó por seducir a una clientela que usualmente agotaba los accesos a ambos festivales en cuestión de minutos y que para este 2024 tuvo los número más pobres de los últimos años, incluidos los costos de reventa apenas 20 dólares por encima del costo inicial para el primer fin de semana y con tickets todavía disponibles para el segundo round. 

Pero bueno, con todo eso en mente: ¿cómo estuvo realmente el primer fin de semana de Coachella 2024? 

Y es que si bien nunca será lo mismo estar ahí que vivirlo a la distancia, la transmisión total del festival que se ofrece a través de Youtube, sumado a los testimonios que se pueden obtener en espacios como Tik Tok e Instagram, sí nos podemos una idea general y cercana a lo que realmente se vivió. 

Así que allá vamos…

Los headliners 

A pesar de que Coachella parece convertirse en una experiencia en la que la Música ya no es lo más importante, sus actos principales aún son el  gran atractivo de compra, y desde 2020 habíamos visto perfiles muy claros para sus siete nombres grandes. Para los tres estelares: la disrupción Pop del momento (Ariana Grande, Billie Eilish, Harry Styler, Blackpink, Bad Bunny) + un acto consolidado de nicho (Tame Impala, Childish Gambino, Frank Ocean, The Weeknd o Kanye West) y un comodín, casi siempre sacado del espectro electrónico o del recurso nostálgico (Sweedish House Mafia, Calvin Harris o No Doubt).

En la segunda tanda de headliners nos encontrábamos con actos más cercanos a la dirección curatorial del pasado de Coachella: principalmente actos de Rock (Bjork, Blur, Gorillaz) y algún otro proyecto ‘’nuevo’’ de peso sin que necesariamente llegue a ser el nombre más dominante del panorama comercial (Peso Pluma, Rosalía). 

Para 2024 la situación global de talentos obligó a que Coachella cambiara su eje de selección, ‘’conformándose’’ con actos que tuvieran disponibilidad (ante la negativa de Taylor Swift y los Rolling Stones): dos actos de nicho consagrados (Tyler The Creator y Lana del Rey, ninguno con disco nuevo bajo el brazo y precedidos por una gira ya muy vista durante 2023), un apuesta (Doja Cat, con varios años en la industria pero de la que al menos hasta hoy no la hemos visto en el máximo de su potencial), dos actos nostálgicos (Blur y No Doubt) y una estrella de nicho en ascenso pero sin dominio absoluto del mercado  (Peso Pluma). 

El resultado, contra todo lo pensado, fue realmente bueno. Primero para Lana del Rey y Tyler The Creator, que ofrecieron dos sets retrospectivos en los que la puesta en escena, la madurez interpretativa y una producción casi hollywoodense los coronó como leyendas de Coachella. 

Énfasis en Tyler, quien abiertamente ha dicho que Coachella es su festival favorito y que siempre señaló el encabezarlo como una de sus grandes metas profesionales. 

El domingo vimos a Doja Cat, quien no desmereció en absoluto respecto a sus co-estelares en términos de conceptualización y ejecución, y cuya percepción solo se vio afectada por un repertorio falto de ‘’clásicos’’. 

De manera inesperada, Blur y No Doubt fueron los actos más flojos en este nivel del cartel. El bajo estado de forma en el que se encuentran Damon y compañía -sumados a la pobre conexión que históricamente han tenido con el público americano- culminó con la banda muy enojada por la poca energía y la nula respuesta de la gente a los clásicos de su repertorio.

Incluso el mismo Damon los incitó con la declaración: ”deberían aprovechar porque es la última vez que nos verán”.

Por su parte No Doubt tuvo el camino un poco más sencillo gracias al gran amor que les tienen en California; sin embargo, le brecha generacional hizo que la interacción con el público nunca terminara de cuajar del todo, sumado a una ejecución musical a la que se le vía la falta de rodaje.

En la siguiente línea, Peso Pluma mostró por qué los corridos son la gran movida actual de la música latina hacia el mercado anglo: un derroche explosivo de energía y musicalidad en la que la poca vocalidad de La Doble P y sus invitados no opacó la narrativa que buscó homenajear a la música del norte de México.

Los actos mexicanos 

Enlazados con el performance de Peso Pluma, la presencia mexicana tuvo un recibimiento espectacular. Después de que en 2023 la participación nacional fue mínima (solo Bratty estuvo formalmente en el cartel), para 2024 se dio vuelta a la situación y se contó con los shows de Carín León (próximo telonero de los Rolling Stones) y Santa Fe Klan en el escenario principal. quien junto a Rompe Pera -proyectyo multisonoro originario de Naucalpan- fueron los elementos festivos del primer fin de semana. 

Con propuestas más alternativas, Girl Ultra + Latin Mafia + Kevin Kaarls ratificaron por qué son tres de las voces más representativas del panorama musical actual de México. Los tres con tarima llena en el Sonora Stage, espacio de Coachella dedicado para la vanguardia y las estrellas del mañana. 

Otros actos destacados 

Aprovechando que ahora Coachella transmite todos los sets de sus 6 escenarios a través de YouTube durante ambos fines de semana que dura el festival, aquí podemos destacar algunos nombres que brillaron en el round 1 del evento, con la idea de que no te los pierdas en el siguiente asalto del evento: 

Vampire Weekend

En su regreso al desierto y tras el estrenó uno de los mejores discos del 2024, para su set de Coachella ofrecieron una versión ligera y divertida, con todo y cameo de Paris Hilton. 

Sabrina Carpenter

Quien está llamada a ser la próxima gran estrella Pop bajo el amadrinaje de Taylor Swift, dio un show delicado y muy entretenido en el que dio muestra de sus virtudes de interpretación como un talento que mezcla una pluma contundente con una imagen suave y bella.

Justice

Los franceses dieron un golpe sobre la mesa gracias a un show muy potente en el que destacó su juego de iluminación, lo que desde ya los convierte en uno de los actos más deseados para el resto de festivales de todo el mundo. Por ahora, Vaivén aguarda. 

Deftones 

Estos grandes consentidos de México dieron exactamente lo que prometieron: un show con toda la marca registrada de la banda. Otro proyecto al que se le ruega su regreso a México. 

Gesaffelstein

Parece que, aún sin Daft Punk, Francia se volverá a posicionar como la meca de la electrónica mainstream y el regreso de Gessafelstein es prueba de ello. En su versión del dark prince regresa a aquel sonido que lo llevó a dominar las pistas de baile hace diez años. 

Faye Webster 

Otra mujer que llegó al desierto con uno de los candidatos a mejor disco del 2024: Aún con el ambiente que inunda a Coachella, Faye Webster logró asentar sus condiciones llenas de melancolía para concretar un set solemne como ella misma. 

Victoria Monet

Misma historia que Sabrina Carpenter: Victoria Monet es el gran prospecto afroamericano a seguir los paso de pesos pesados como SZA y en Coachella demostró que está más que lista: energía, baile, interpretación… Lo tiene todo. 

Lil Yachty 

Una de las mejores cosas que le pudieron pasar a la música fue la inquietud de Lil Yachty por  hacer Rock desde sus raíces musicales en el Rap, y no conforme con hacer uno de los mejores discos del año pasado, ahora lo traslada a un show espectacular en el que lo mejor de sus dos mundos se reúnen. 

Queda una ronda de este Coachella 2024 y si algo nos han enseñado los años recientes, es que la experiencia sí puede ser muy diferente respecto al primer fin de semana. Ya veremos.  

Continue Reading

Musica

Reseña de nuestro Disco de la Semana: Only God Was Above Us de Vampire Weekend

Publicado

el

Por

En este espacio plantearemos una reflexión en torno al que consideramos el disco más relevante de la semana. En esta entrega: Only God Was Above Us de Vampire Weekend.

¿Qué tanto ha ocurrido en cinco años en el mundo? Varias guerras, muchas muertes, algunas enfermedades pero también fenómenos astrológicos impresionantes, solidaridad humana y distintas formas de apreciar la vida. De eso trata el existir: Tomar lo bueno para contrarrestar lo malo y aprender de ello.

En este panorama, cinco años después de su predecesor directo, Father of the Bride (2019), llega el quinto disco de una de las bandas que ha definido no solo el sonido alternativo de los 2010s, sino también el consciente colectivo de toda una generación, ahora ya conocidos como millenials. Vampire Weekend ha aprendido, ha amado, ha llorado, pero, sobre todo, ha reflexionado acerca de la vida en sus tonos más claros como en los oscuros. Y lo mejor es que en su camino nos han invitado.

Only God Was Above Us (2024) es prueba de todo lo anterior. Este disco llega en uno de los momentos más álgidos del ser, al menos para quienes creen en energías del cambio. El eclipse solar del 08 de abril combinado con este sentimiento nostálgico que deja el disco del trío crea una experiencia única. De hecho la banda presentó hace unas horas un concierto durante este fenómeno solar en Texas. Pero a eso volveremos más adelante.

Sigamos caminando

Es impresionante escuchar cómo pasan los años y Vampire Weekend sigue prosperando y mejorando su sonido base. Claro que ya no son los mismos que lanzaron el Contra (2010) o el Modern Vampires of the City (2013), pero hay ciertas canciones de este nuevo en que suenan inspiraciones de estas etapas pasadas. Retomamos aquí el principio de tomar lo mejor del pasado para enfocarlo en un futuro.

Only God Was Above Us (2024) muestra sentimientos caóticos, crudos, desoladores, pero con algo de esperanza y nostalgia dentro de ellas. Vampire Weekend sabe que ya no son los jóvenes que fueron en su disco debut. Y saben que sus oyentes, que crecieron junto a ellos, ya tampoco lo son. ¿Entonces de qué va el disco?

Realmente interpretaciones hay muchísimas, pero Only God Was Above Us (2024) nos presenta un paisaje sonoro conceptual que aborda las nuevas realidades que hemos ido creando con el paso del tiempo. No es bueno vivir de la nostalgia, esperando que todo vuelva a ser como antes, eso lo sabe la banda. Por eso lo aborda de una forma simple y llana.

Canciones como ‘Capricorn’ o ‘Gen-X Corps’ marcan esa tendencia hacia la reflexión generacional. Pero no negándose al cambio. Porque Vampire Weekend no es así. Vampire Weekend es una banda muy madura emocionalmente que sabe cuando es tiempo de algo. En este caso, el trío sabe que es la hora de crecer, de madurar y de volverse adultos. Este cambio generacional llega de golpe, y sin aviso. Only God Was Above Us (2024) nos delimita el límite, y nos obliga, de buena manera, a regocijarnos con lo que pasó, pero a seguir el camino.

Un nuevo amanecer

Regresando a lo del principio: ¿Qué tiene que ver un eclipse con el nuevo disco de Vampire Weekend? Quizá podramos interpretarlo como el inicio de una nueva era. Para la banda es obvio que se trata de algo así, pues cada nuevo disco, plantea una nueva manera de trabajar en torno a este trabajo artístico. Pero más allá de eso, un eclipse es también el “renacimiento” de algo según algunas creencias.

En este caso, y tomando como objeto todo lo que hemos abordado anteriormente, Only God Was Above Us (2024) es realmente la puerta de despedida a lo acontecido y el portal hacia el nuevo mundo, o personas, en la que ya estamos convertidos. No se trata tampoco de soltar y olvidar, sino de mantenerlas con nosotros de alguna manera más sana para el propio desarrollo futuro.

Vampire Weekend siempre se ha caracterizado por crear ecosistemas nostálgicos y melancólicos, y este disco es impresionantemente el que mejor lo ha hecho en toda su discografía. Además, en términos sonoros, Only God Was Above Us (2024) es cautivador por preservar la esencia química de la banda, pero sin dejar de lado experimentaciones como el jazz o el hip hop, pero siempre sobre la base del rock alternativo (aunque sea contraproducente delimitar a Vampire Weekend en un género).

Cautivador y melancólico

Only God Was Above Us (2024) podría ser entonces el mejor disco de Vampire Weekend hasta la fecha, aunque eso sería decir mucho, teniendo una obra maestra como lo fue Modern Vampires of the City (2013), pero este nuevo material cobra todavía más sentido por fungir un papel atmosférico que logra musicalizar la vida de toda una generación, así como momentos caóticos pero necesarios en la colectividad.

Aún habrá que darle tiempo para ver cómo se termina de gestar este disco, pero en retrospectiva es una experiencia sonora increíble, llena de momentos de reflexión y enajenación de la realidad, volviéndonos celosos de lo que sentimos al guardarlo en nuestra imaginación mientras el trío navega en nuestras cabezas. 

Las melodías de Vampire Weekend siguen siendo bastante académicas y sofisticadas, pero no por eso son difíciles de consumir. Esa es la magia del trío neoyorquino: El cómo logran transportar sonidos, y principalmente ideas, tan complicadas y confusas en música tan potente en mensaje pero suave en digestión.

Para ir concluyendo esto, y cerrando con todo el discurso aquí presentado, Only God Was Above Us (2024) cierra con la canción llamada ‘Hope’, una melodía de por más nostálgica. Aquí se marca el fin del ciclo, pero el comienzo de uno nuevo. No hay porqué llorar, pero si es necesario, hagámoslo, porque quiere decir que ese sentimiento es real. Pero una vez terminando, levantemos la cabeza y afrontemos lo que viene. Así es la vida, y estamos bendecidos por seguir aquí intentándolo, un paso a la vez.

Continue Reading

Portada

Advertisement

Cortes Selectos

Copyright © 2023-2024 WARP Todos los derechos reservados WARP │ México. Para publicidad, acciones editoriales, producción, desarrollo y gestión de contenidos especiales: contacto@warp.com.mx Ir a Aviso de privacidad El uso y / o registro en cualquier parte de este sitio constituye la aceptación de nuestro Acuerdo de usuario y la Política de privacidad y Declaración de cookies. Sus derechos de privacidad basados en Ciudad de México. El material de este sitio no puede ser reproducido, distribuido, transmitido, almacenado en caché o utilizado de otra manera, sin acreditar la fuente.nea. Opciones de anuncios.