Connect with us

Arte

5 artistas visuales imperdibles en el nuevo festival en CDMX: DOT.DAYNIGHT

Publicado

el

El festival multidisciplinario artístico y cultural DOT.DAYNIGHT está a días de comenzar y aquí te presentamos nuestra selección con los artistas visuales que no te puedes perder.

Adela Goldbard

Adela Goldbard subvierte las narrativas hegemónicas sobre la violencia y la destrucción, al utilizar herramientas estéticas contra el poder: pirotecnia, carpintería, textiles tradicionales, escultura, video, fotografía, sonido y la palabra.

Su obra formará parte de la exposición colectiva presentada en CASA DOT (Av. Chapultepec 79, Cuauhtémoc, CDMX) del 27 de octubre al 4 de noviembre. Entrada libre.

Alfredo De Stefano

Alfredo De Stefano es considerado uno de los fotógrafos conceptuales contemporáneos más importantes de México. Su pasión es el paisaje y específicamente el del desierto, panorama que ha recorrido infinidad de veces al cazarlos, explorarlos, fotografiarlos e interviniéndolos.

Actualmente ha combinado su propuesta fotográfica con expresiones sonoras e inteligencias artificiales, lo que hace de su visión un acto de vanguardia.

Su obra formará parte de la exposición colectiva presentada en CASA DOT (Av. Chapultepec 79, Cuauhtémoc, CDMX) del 27 de octubre al 4 de noviembre. Entrada libre.

Sofía Crimen

Sofía Crimen es una artista multidisciplinaria jalisciense que en tiempos recientes a centrado sus esfuerzos en la escultura. Su obra es confrontativa y astuta: no teme a cuestionar los demonios y pesadillas que se esconden detrás del personaje que construimos para sobrevivir a la cotidianeidad.

Para Sofía, el punto de partida es el juego como analogía de la inocencia y su choque violento con el morbo y el dolor, al contrastar materiales y colores contundentes como la cerámica con el blanco, el rojo y el negro.

Su obra formará parte de la exposición colectiva presentada en CASA DOT (Av. Chapultepec 79, Cuauhtémoc, CDMX) del 27 de octubre al 4 de noviembre. Entrada libre.

Gabriel O’Shea

Digital. Muerte. Religión. Son los tres conceptos sobre los cuales da la sensación que cada día se construye el fin de la humanidad. Unidos en un triángulo vicioso en el que nuevas devociones, unas más nocivas que otras, llenan el vacío -intrapersonal y colectivo- que dejó la fe una vez que confirmamos cuánto nos había fallado.

El artista Gabriel O’Shea aborda este paradigma desde el contraste entre el estudio tradicional de figuras clásicas del Arte y un entendimiento contemporáneo de la técnica.

A través del deceso simbólico de la iconografía sacra, el autor hace frente a la reapropiación y sepultura de formas escultóricas griegas, con lo que O’Shea encapsula físicamente los contornos de una historia del Arte cuyas ambiciones de vanguardia y relevancia han sido interrumpidas por los avances de la tecnología, de la misma forma en la que se han puesto en entredicho la adoración, la idolatría y la devoción tradicional en medio de una economía -y por lo tanto un sistema- que se nutre de la inmediatez.

Su obra formará parte de la exposición colectiva presentada en CASA DOT (Av. Chapultepec 79, Cuauhtémoc, CDMX) del 27 de octubre al 4 de noviembre. Entrada libre.

Denisse Noriega

La artista mexicana Denisse Noriega emplea el collage, la pintura y la intervención digital para modificar -a través de su visión- imágenes encontradas en expresiones viscerales de decadencia, muerte, violencia y belleza.

Su práctica implica la desfiguración o manipulación de imágenes existentes con la intención arqueológica de desenterrar su sustrato emocional.

Su obra formará parte de la exposición colectiva presentada en CASA DOT (Av. Chapultepec 79, Cuauhtémoc, CDMX) del 27 de octubre al 4 de noviembre. Entrada libre.

Actualidad

WARP Presenta: Entrevista con C-Pher, la drag queen más importante de América Latina

Publicado

el

Texto: Fabiola Álvarez (@soyphaps) y Ernesto Cruz Yáñez (@joernie9607)
Fotografías: David Barajas (@daviddbarajas) y Daniela Méndez (@ladanisela)
Asistencia de fotografía: Fabián Mecate )@_mecate)
Coordinación de locación: Valac (@valac_dj_)
Locación: Motolinia 33

Al ganar el reality show La Más Draga en su edición de Las Más, la chilena C-Pher se erige como la drag queen más importante de América Latina, por lo que hoy recordamos la conversación que tuvimos hace un año sobre su historia y su percepción general del Drag Queen en México para nuestro especial por la celebración del Pride en 2023.

Originaria de Chile, C-Pher se dio a conocer mediante el show de La Más Draga, con lo que se convirtió en la primera contendiente internacional del concurso.

Con una visión del drag guiada por el cosplay, C-Pher tuvo que enfrentarse al reto de buscar oportunidades en México, país que -apunta- como el epicentro del Drag en el mundo.

En casi tres años de historia en nuestras tierras, C-Pher se ha consolidado como un artista total, emblema del Drag en todo el mundo; sin embargo, también ha conocido las vicisitudes que el drag enfrenta en México.

Esta es la visión de C-Pher:

¿Cómo definirías tu Drag? 

‘’Siempre he intentado que C-PHER sea una mezcla de dos mundos: el cosplay y el drag; y aunque muchas veces la gente piensa que son diferentes, en realidad tienen bastante en común. Yo empecé en el cosplay que sabemos deriva directamente de las caricaturas, las series, el anime, los cómics…  Y ahora trato de llevar esas mismas influencias a mis drag, con la libertad de que ya no debo seguir los parámetros de un personaje y así puedo crear los míos. Es como jugar a los Sims  y hacer tu avatar desde cero. Mi drag es muy camaleónico: no me centro ni me enfoco en un solo estilo, prefiero mutar en distintos corrientes. De lo contrario siento que me aburriría. 

Me dejo influenciar por mis propias emociones y con eso darme la oportunidad de ser la princesa, la villana, el superhéroe; ser muy rosa o muy oscura, muy fashion o muy camp. Me tomo cada look como un desafío. Creo que es la mejor manera de no tener límites y más bien disfruto las posibilidades infinitas’’. 

¿Recuerdas cuál fue el momento exacto en el que te diste cuenta que querías hacer drag? 

Como te comento: yo vengo del cosplay. Tenía 15 años cuando empecé y ahora tengo 31; pero siempre tuve muy claro que lo que yo quería era hacer Arte y vivir la fantasía de la caracterización. En la escuela o en los eventos con mis amigos aprovechaba cada oportunidad para disfrazarme, así que después el cosplay y eventualmente el drag se dieron muy naturales en mi. 

Yo vengo de una familia muy conservadora, de esas que pretenden que seas ingeniero, doctor, minero o alguna de esas cosas; pero yo me aferré a que quería hacer algo artístico y a los 18 años me fui de casa. En realidad no fue un episodio tan traumático como es para muchos porque en realidad siempre me he llevado maravilloso con ellos; sin embargo sabía que para cumplir mis sueños necesitaba independizarme. 

Tenía que vivir mi vida como yo la quería y no como otros querían. Si me querían apoyar, estaba increíble; y si no, también. Me mudé a la capital de Chile y empecé a vivir del cosplay, luego apareció el drag en mi vida y bueno, aquí estamos. 

A pesar de esa condición camaleónica que mencionas: ¿cuál dirías que es la característica esencial de C-PHER que prevalece entre todos esos cambios y mutaciones de tu personaje? 

‘’Creo que ese rasgo de identidad que se ve en todas mis facetas sería algo técnico: el maquillaje. En ese rubro mi propuesta no es tan gráfica ni escandalosa como otro tipo de maquillajes drag. La mayoría del tiempo mi maquillaje siempre va a estar conformado por labios grandes, mucho rubor y cejas muy rectas, porque yo uso mis  propias cejas’’.

En estos momentos de la escena Drag en México y con toda la exposición que han tenido durante los últimos años, ¿consideras que ha cambiado la manera que interaccionan ustedes entre sí? 

‘’Creo que existen dos actitudes muy reconocibles: una sobre el escenario, en la que puedes hacer de diva y es muy entretenido como parte del show; pero que al bajarte ya no funciona porque por mucho poder que te brinde el maquillaje o la peluca o tu vestuario, la soberbia nunca es bien recibida. Yo por eso desde el principio decidí que jamás olvidaría de dónde vengo y que, en consecuencia, siempre sería muy abierta con cualquier persona que se acerque de manera respetuosa; y en este momento abundan de los dos tipos de comportamientos entre las personas que nos dedicamos a esto’’.

Sabemos que al final el drag es una actividad multidisciplinaria. ¿Qué otro tipo de artistas has visto que se acerquen a este mundo que tal vez antes no tenían presencia? 

‘’Uff, es que la diversidad de personas que hacen Drag en México actualmente es enorme, ¿sabes? Están quienes son muy enfocados en el vestuario por su formación en moda, quien manipula pelucas por su pasado como estilista, quien hace zapatos, carpintería, Artes Plásticas… Y al final todo esto termina por influenciar actividades específicas del drag. Porque puede ser que tus otros campos de expertis te hagan abordar de una mejor manera el maquillaje, la armonía del color en tus looks, tus poses, tu performance dramático y hasta la manera de entender la música como parte de tu show. Por eso es tan increíble el Drag. 

Y eso también eleva el nivel de todas porque nos obliga a aprender y mejorar nuestra propuesta’’.

Se habla mucho del enorme crecimiento mediático y comercial del draga en México pero, para ustedes que lo viven y son el sostén de este movimiento: ¿cuál consideras que es la realidad laboral para las personas que hacen drag aquí? 

‘’Como alguien que afortunadamente ha podido trabajar mucho de esto y de diferentes maneras, puedo decir que existe una dualidad muy obvia: 

Por una lado, creo que México es el epicentro del drag en el mundo. Más que Europa, Asia, América Latina y que el mismo Estados Unidos. El nivel de lo que se propone y ejecuta aquí no existe en otro lado. 

Yo por ejemplo: me mudé de Chile para acá porque allá los espacios eran contados con los dedos de una mano y su exposición era básicamente nula.  Al llegar aquí vi oportunidades en la vida nocturna, con marcas para hacer publicidad, en activaciones en eventos o centros comerciales… Las opciones son muchas, pues; y eso no se ve en todos lados. El problema son los sueldos, la formalidad para pagarlos, la ausencia total de seguridad social… Básicamente no está profesionalizado, al menos en lo legal y lo administrativo. 

Tú puedes romperte una pierna y antes de preguntar si necesitas algo o antes de brindarte atención de algún tipo, primero te preguntarán si te puedes reponer rápido para presentarte mañana. 

Piensan que la exposición o unos cuantos pesos son suficientes para vivir dignamente. 

Aunque también es necesaria la autocrítica: porque así como la gente que nos emplea carece de profesionalismo, a nosotros también: de asumirlo como un trabajo que requiere tiempo y disciplina como cualquier otro, y a veces esa posición de diva que te comentaba impide que nos comportemos como debemos y eso de alguna manera incita que los centros nocturnos, las marcas y cualquiera que nos contrate le reste importancia y por ende, que se entienda como algo informal’’. 

Como una drag queen que ha logrado muchas cosas y que ha tenido acceso a tantas grandes oportunidades, ¿consideras que ha cambiado tu percepción del éxito y de lo que buscas para CYPHER? 

“Creo que para mi el éxito es poder hacer lo que me apasiona y vivir de eso; pero va de la mano con lo que te decía: es consecuencia de ser responsable y congruente con lo que quiero que se perciba de mi.

Por ejemplo: yo no tomo y aunque no prohibo que las dragas de mi casa lo hagan, insisto con que primero cumplan con el compromiso laboral que tenemos y después hagan lo que quieran. Una es drag queen arriba y abajo del escenario y es algo que se debe reflejar: el respeto por tu profesión, que también abarca el respeto por todos los que hacen posible que tus presentaciones se vean bien. 

El éxito es que tu equipo y las otras drags te respeten porque tú también respetas lo que hacen: saludar, decir gracias, buenas noches… Todo eso eso es básico, o debería serlo al manos. 

Y es algo que la gente pierde cuando su único símbolo de éxito es la popularidad, porque sientes que si alguien no tiene esa misma relevancia mediática, entonces no merece tu saludo o tus agradecimientos. 

Todo es un círculo, una consecuencia: que la gente confíe en mi trabajo por lo que hago en el escenario y por mi comportamiento debajo de él es mi manera de medir que soy exitosa. Y eso a su vez permite que yo sea sólida con mis convicciones, porque así como no olvido de dónde vengo, tampoco olvido lo que soy ahora y todo lo que costó y lo que implica. 

Esa seguridad es éxito pero también una responsabilidad: porque me interesa que las siguientes generaciones digan ‘hey, si ella puede, yo también’. Y que sepan que el presupuesto es importante pero no lo define todo. Que un buen drag se puede hacer con la tela más fina y la más barata también. 

Cuando entiendes que tu trabajo ya no solo es para ti sino para todo el movimiento, también es otra clase de éxito y además te da paz: porque dejas de competir y dejas de mirar siempre a las otras para enfocarte en ti. 

Mi tiempo es para mi drag y para las personas que amo. Tener la libertad de manejarlo así es éxito también”. 

Partiendo de eso que mencionas sobre los riesgos que atrae el ego: ¿cuál es tu postura respecto al papel que ocupan las redes sociales en el drag? 

“Creo que no hay manera de restarles importancia porque al final funcionan básicamente como tu portafolio, como tu contacto de trabajo y básicamente como el puente para volver público tu trabajo. 

De nada sirve tener el mejor concepto, la mejor ejecución o el mayor presupuesto si se queda encerrado en las cuatro paredes de tu casa. 

También creo que como canales de comunicación afectiva son muy importantes: da la posibilidad de interaccionar de manera directa con el público y si no puedes responder a todos, una historia o un Tik Tok para desear un buen día puede tener impacto a niveles que ni imaginas. 

Somos inspiración y paz para mucha gente y eso no sería posible sin las redes sociales”.

Para nuestra última pregunta: hace no mucho tiempo se volvió viral el video de una niña del Estado de México que quiso una fiesta con temática de La Más Draga y su mamá y su papá se la cumplieron. Al partir de este ejemplo me pongo a pensar en lo siguiente: ¿qué tanto influye en la aceptación del público casual -ese que no consume drag de manera continua- la existencia de estos reality shows o concurso donde ustedes alcanzan mucha exposición? 

“Creo que definitivamente influye para bien, nos normaliza como parte de la vida pública. Ya no nos perciben con morbo o extrañeza; al contrario: te ven así en la calle y se te acercan para decirte algo lindo sobre tu look. Y eventualmente llegan fans de sectores que ni imaginas. El otro día -por ejemplo- a la salida de un evento en un antro una señora de 70 años fue y me dijo que le daba mucho gusto conocerme porque me había visto en el programa y admira todo lo que hago; o cuando hago convivencias en hoteles y llegan niños y sus papás no se extrañan de que admiren a una drag. 

También tiene qué ver con que está de moda y hoy en día no sabemos cuánto durará; pero al menos ya dejó un precedente en el que nuestra profesión será vista como cualquier otra expresión artística. Ese es el impacto cultural más grande al que podríamos aspirar y es maravilloso”. 

Continue Reading

Arte

Pieza de Brian Eno, concierto gratuito de Nicolas Jaar y más en el festival Aleph 2024 en CDMX

Publicado

el

El festival Aleph -centrado en Ciencia y Arte- anuncia su programación para la edición 2024 y desde ya apunta a ser una de las mejores ediciones de su historia gracias al presencia de Nicolas Jaar, Brian Eno, Hannah Price, Canek Zapata y muchos más.

El Aleph, el tan esperado festival de arte y ciencia organizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se celebrará del 8 al 19 de mayo en varias sedes universitarias. Esta será la octava edición del festival y estará centrada en la temática de la Inteligencia Artificial (IA).

Una de las principales características que destaca y atrae al público de El Aleph es su fusión entre el Arte y la Ciencia, manifestada a través de charlas, talleres, funciones de teatro, música, danza y cine. En estos eventos participan destacados científicos y artistas de renombre internacional.

Una de las exhibiciones más destacadas para este año 2024 es la muestra multidisciplinaria titulada Face to Face, creada por el músico y artista visual Brian Eno, la cual será montada en la Capilla del Antiguo Colegio de San Ildefonso, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Dicha pieza consiste En la búsqueda de configuraciones aleatorias y las oportunidades de fusión para generar obras de arte sorprendentes y poco convencionales, se emplea un software especialmente diseñado. Este software permite la transformación gradual de fotografías de individuos reales, pasando de un rostro auténtico a otro, mediante un proceso de alteración pixel por pixel.

Esto genera una larga cadena de ‘nuevos humanos’ entre cada uno de los humanos reales; personas que nunca han existido, humanos intermedios, 25 de ellos cada segundo. En esta versión han nacido 36 mil caras nuevas. Face to Face gesta una pregunta muy importante respecto a cómo las personas podemos enfrentarnos a esta realidad cotidiana del uso de robots, para plantearnos preguntas y vernos al espejo”, explicó Juan Ayala.

El 8 de mayo la instalación Face to Face de Brian Eno inaugurará El Aleph, pero permanecerá disponible para el público tras finalizar el festival hasta el 26 de mayo.

También resalta la presentación gratuita que brindará el músico Nicolas Jaar en la explanada del Museo de Arte Contemporáneo, ubicado en el Centro Cultural Universitario de la UNAM. La cita es el 11 de mayo.

Tampoco se puede omitir la presencia de figuras del Arte digital y experimental como como Hannah Price, una reconocida desarrolladora de ambientes inmersivos; el neurocientífico Rodrigo Quian Quiroga y Canek Zapata, pionero de la poesía futurista.

A unas semanas de la celebración de El Aleph, Juan Ayala, Secretario Técnico de Planeación y Programación de Cultura UNAM, destacó la importancia de la colaboración institucional entre las distintas sedes de la Universidad y autoridades como la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

“Agradecemos la colaboración constante con la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y el Colegio de San Ildefonso. Tras realizar una búsqueda exhaustiva, encontramos que este lugar era ideal no solo por sus características arquitectónicas y su vocación, sino también por el diálogo que establece con los murales extraordinarios. Esto hace que la exhibición en este espacio sea una experiencia única y enriquecedora”.

En total, el evento contará con 72 actividades repartidas en 90 funciones con la participación de más de 250 artistas y científicos de primera categoría.

Continue Reading

Arte

WARP Tour presenta Damien Hirst en el Museo Jumex: Apocalipsis Ahora

Publicado

el

Visitamos la recién estrenada exposición de Damien Hirst en el Museo Jumex de la Ciudad de México y esta fue nuestra experiencia.

El hombre en el elevador que nos subirá al inicio de la exposición se dirige a todos con un entusiasmo sospechoso. Nos exige responder a gritos y con el mismo nivel de energía para confirmar que hemos escuchado sus indicaciones. 

Es un augurio de lo que se avecina.

Una superestrella para celebrar los diez años de un Salón de la Fama 

En el título de este texto se promete una cosa; pero lo cierto es que, al menos ante estos ojos, lo más importante de la exposición de Damien Hirst en el Museo Jumex de la Ciudad de México no son las piezas por sí mismas, sino lo que éstas ocasionan. 

Porque de la curaduría y la museografía de Vivir Para Siempre (Por Un Momento) las conclusiones -como ya nos tiene acostumbrados dicho recinto- son contundentes y directas: una exposición retrospectiva de un artista consagrado y muy mediático que funciona como recopilación de Greatest Hits, en teoría capaz de estimular al juicio casual y al experto.

Pero ahí está la clave: la estimulación. Justo después de abandonar el elevador del hombre sospechosamente enérgico, el público se apura como hormigas que han encontrado una dona abandonada.

Inundan la sala e ignoran todo orden recomendado, incluso sin darse cuenta de la existencia de los textos curatoriales.

De inmediato, la exposición cumple su primera gran promesa: La imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo aparece al centro de la sala, la célebre pieza del artista británico que pone el cadáver real de un tiburón dentro de una suerte de cápsula rectangular con una construcción que da la impresión de que el animal está vivo y lo vemos dentro de una pecera.

Se hacen filas para tomarse esa foto en la que simulan que el tiburón está a punto de arrancarles la cabeza. 

Una vez cumplida la misión, esa gente empieza a ver a su alrededor, curiosa de descubrir al famoso tiburón. Más animales que simulan estar vivos. Anaqueles de consultorio médico con utensilios impecables. Más tiburones, ahora partidos a la mitad para verles las tripas opacas al descubierto. Un muro gigante que simula millones de diamantes y que bien podría ser un escaparate del Palacio de los Palacios.

Todo al mismo tiempo en todas partes. Y la gente responde: empieza a caminar más rápido, con una postura agresiva, escaneando las obras de arriba hacia abajo sin pasar más de tres segundos frente a ellas. 

De hecho, sólo aquellas sobre animales ex-vivos y alguna que otra con movimiento generan atención real. Las demás, por su carácter tan aparentemente cotidiano, son testigos del desprecio de la audiencia.

Tik Tok en la vida real.

En la segunda sala se repite la dinámica. La gente se mueve en el espacio cada vez más rápido. Se hacen pequeños tumultos en algunas piezas. Hay fascinación, confusión y hasta asco. 

Ahora son los ceniceros gigantes los que que ganan la carrera de la atención. La continuación de la serie Natural History de Hirst no tiene el mismo éxito que el tiburón porque ahora se trata de una vaca y ver a la vaca abierta exactamente por la mitad nos recuerda que apenas el domingo pasado nos comimos esa misma “pancita” en un caldo picoso y colorado. 

Sus ojos abiertos y esa lengua salida nos hacen sentir culpables.

Y entonces, un paréntesis para sí retomar el eje discursivo en la obra de Damien Hirst: la vida y la muerte, la convivencia con el caos, los destinos inevitables… El respeto equitativo por las sensaciones satisfactorias y las incómodas.

La crítica a nuestro especismo no es el único señalamiento que hace Hirst y tampoco el único que ignoramos: arriba, en la sala que abre el recorrido, también fuimos indiferentes a las reflexiones sobre la salud mental, el consumismo desmedido, a nuestra priorización de la estética por encima de la empatía y a nuestro rechazo por lo simple.

Hacia la última parte del recorrido, vemos la faceta plástica más tradicional de Hirst, enfocada en la pintura y la escultura.

Hay menos piezas que en las primeras salas. La mayoría, caracterizadas por su naturaleza grotesca e intimidante que acentúan la imperfección de los humanos, tanto por dentro como por fuera. 

Ahora el show se lo roba el escenario: un balcón con vista al glamoroso Polanco, con todo y la postal siempre llamativa del Museo Sumoaya de fondo. 

El escándalo promovido por aquel hombre en el elevador ahora es nada entre los sonidos de los coches que van de un lado a otro en esta zona de la ciudad. 

Independientemente de lo relevante que es tener una exposición de este calibre de un artista como Damien Hirst, Vivir Para Siempre (Por Un Momento) es una analogía del apocalipsis que hemos decidido ignorar para que nuestra propia destrucción sea menos hostil.

Tras darnos cuenta que nuestro final no será vía aquel cataclismo absoluto de corte hollywoodense sino a través de una agonía prolongada en el despojo de lo más elemental, cualquier cosa es placebo.

Y esto no es una diatriba contra las fotos ni contra la hiper estimulación que nos ha quitado nuestra capacidad de atención… Esto, es un llamado de emergencia.

Continue Reading

Portada

Advertisement

Cortes Selectos

Copyright © 2023-2024 WARP Todos los derechos reservados WARP │ México. Para publicidad, acciones editoriales, producción, desarrollo y gestión de contenidos especiales: contacto@warp.com.mx Ir a Aviso de privacidad El uso y / o registro en cualquier parte de este sitio constituye la aceptación de nuestro Acuerdo de usuario y la Política de privacidad y Declaración de cookies. Sus derechos de privacidad basados en Ciudad de México. El material de este sitio no puede ser reproducido, distribuido, transmitido, almacenado en caché o utilizado de otra manera, sin acreditar la fuente.nea. Opciones de anuncios.