Connect with us

Cine y Series

Reseña: Indiana Jones and the Dial of Destiny, el último viaje de Indy

Harrison Ford reencarna con dignidad al Dr. Jones y nos encontramos con elementos nostálgicos que harán la delicia de los fanáticos. Además de regresar el elemento antagónico que más disfrutamos en este tipo de aventuras, los nazis. Pero la mayoría de estos elementos están colocados más para complacer a la audiencia, que para servir a la historia.

Publicado

el

Harrison Ford regresa para interpretar al arqueólogo aventurero Indiana Jones en una última ocasión con Indiana Jones and the Dial of Destiny. En la última apuesta de la jefa de Lucasfilm, Kathleen Kennedy por dejar un legado exitoso. Ante lo que parece su inminente salida. Dejándonos un sabor agridulce ante el resultado del filme.

Desde su estreno en el festival de Cannes el filme recibió críticas muy duras por parte de la prensa estadounidense, pero aun faltaba por ver que diría el público. Y si bien es cierto que la audiencia en general la ha recibido de manera positiva, la recaudación en taquilla ha estado muy por debajo de lo que se esperaba. Agregando la película a los fracasos recientes del cine de Hollywood. Dando una última prueba de que el nombre de una franquicia ya no es suficiente para atraer al público.

El dial del destino

Antes de terminar la Segunda Guerra Mundial, Indy junto con su amigo Basil Shaw (Toby Jones) tratan de recuperar una invaluable reliquia de manos de los nazis, la lanza de Loginus. En la aventura se encuentran con otro valioso artefacto la Anticitera de Arquímedes y con el científico nazi, Jürgen Voller (Mads Mikkelsen).

Décadas después, Indy esta a punto del retiro, en una situación familiar complicada y alejado de las aventuras. Cuando aparece Helena (Phoebe Waller-Bridge), su ahijada, la hija de Basil, para preguntar por la invención de Arquímedes. Lo que pondrá a Indy de vuelta en la acción y en la mira de Dr. Voller. Quien ahora cuenta con el respaldo del gobierno norteamericano como científico de la NASA.

Al parecer la Anticitera de Arquímedes se encuentra incompleta y tiene la facultad no solo de predecir fenómenos astronómicos, también temporales. Lo que podría llevar a Voller a cambiar el curso de la Segunda Guerra Mundial.

Indy y Helena se embarcarán en una aventura por New York, Tánger y Grecia para completar el artefacto y limpiar el nombre del Dr. Jones. Quien ha sido culpado de un crimen.

Cuando la nostalgia no es suficiente

Indiana Jones and the Dial of Destiny levantó muchas expectativas al tratarse de la última aventura de nuestro arqueólogo favorito. Aunque Steven Spielberg decidió no regresar a la silla del director la nueva dirección de James Mangold auguraba un resultado satisfactorio.

El cineasta tiene en su curriculum películas entretenidas y bien realizadas como Ford Vs Ferrari (2019), Logan (2017) y The Wolverine (2013).

La manufactura de este filme es superior a la de Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull (2008), pero carece del sello del realizador. En lo que parece más un esfuerzo fallido por emular a Spielberg, que contar una nueva aventura.

Indiana Jones and the Dial of Destiny

Harrison Ford reencarna con dignidad al Dr. Jones y nos encontramos con elementos nostálgicos que harán la delicia de los fanáticos. Además de regresar el elemento antagónico que más disfrutamos en este tipo de aventuras, los nazis. Pero la mayoría de estos elementos están colocados más para complacer a la audiencia, que para servir a la historia.

Los cameos de Marion (Karen Allen) y Sallah (John Rhys-Davies) nos dan en la nostalgia, pero resultan innecesarios. Lo mismo podemos decir de nuevos personajes como la agente Mason (Shaunette Renée Wilson) y el pescador Reinaldo (Antonio Banderas). Que bien podrían haber sido interpretados por cualquiera.

Indiana Jones and the Dial of Destiny

El filme de Mangold se muestra dispar. Pareciera que nos encontramos con tres películas. La introducción, que con el maquillaje digital de rejuvenecimiento es lo más cercano a una aventura clásica de Indy. La continuación a la historia de la calavera de cristal, que resulta larga y poco entretenida. Y un cierre que tienes sus momentos, pero en el elemento fantástico derrama la sopa.

Mads Mikkelsen como el científico nazi hace un buen trabajo, como todo lo que se le pone en frente. Pero el acompañamiento de Phoebe Waller-Bridge y Ethan Isidore es molesto y forzado. Phoebe que se ha caracterizado por ser una talentosa actriz de comedia y destacada guionista, pero carece de la dirección como actriz de acción. Y el joven actor Ethan Isidore carece del encanto de actores infantiles como Ke Huy Quan. Quien en su momento fue parte de la saga.

Indiana Jones and the Dial of Destiny

La trilogía original de Indiana Jones tenía la característica de representar lo mejor del cine de aventura de los años ochenta. Películas divertidas, con personajes carismáticos, que en su valor de producción y entretenimiento nos hacían olvidar que las premisas por lo general eran un poco (bastante) absurdas. Una magia que no se ha podido recapturar en las dos últimas entregas de la serie.

Harrison Ford a sus 80 años sigue contando con un gran carisma para interpretar a Indiana Jones. Pero los elementos nostálgicos no compensan la falta de dirección en un filme que se queda corto, aunque con elementos rescatables.

Cine y Series

Reseña: Ferrari, un filme desangelado de Michael Mann

Expiloto y empresario, Enzo Ferrari, es un referente obligado en el automovilismo y los autos de lujo.

Publicado

el

Después de 8 años de ausencia en la pantalla grande, el director de Heat (1995), Michael Mann regresa al cine con su proyecto pasional sobre la vida de Enzo Ferrari. El hombre detrás de la escudería que lleva su nombre.  

Hay que celebrar el regreso de un hombre como Mann al cine, un cineasta de 70 años, que no se ha dormido en sus laureles y ha continuado produciendo cine y televisión. Y que lleva a la pantalla un guion del fallecido guionista Troy Kennedy Martin (The Italian Job, 1969).  

El filme se basa en una novela “The Man and the Machine” de Brock Yates y se centra en la crisis de la empresa Ferrari en 1957, mientras que se preparan para la Mille Miglia. 

Drama doméstico 

Expiloto y empresario, Enzo Ferrari, es un referente obligado en el automovilismo y los autos de lujo. Pero esta biopic más allá del drama deportivo se centra en el melodrama doméstico de Ferrari. 

Después de la muerte de su hijo, Ferrari vive una crisis en su relación con su esposa Laura (Penélope Cruz) y con su amante, Lina (Shailene Woodley), con quien también tiene un hijo. Mientras tiene que sortear la crisis económica que vive la empresa. Apostando por el piloto Alfonso de Portago, para conseguir el triunfo en la Mille Miglia.

Lo bueno y lo malo 

Muy esperada en su estreno en el pasado festival de Venecia, se esperaba que Ferrari se colocará entre lo mejor del año. Sin embargo, aunque destaca por su manufactura, su dirección y actuaciones no llega a los niveles que hubiéramos esperado.  

Adam Driver se reafirma como un gran actor con su personaje de Ferrari. Mientras que Penélope Cruz entrega una gran actuación como Laura. Acompañados con una gran estética y fotografía que destaca sobre todo en la carrera final del filme. Y va construyendo el momento final que resulta impactante. 

El dueto Driver-Cruz es lo que más destaca del filme. Dejando de lado a otras actuaciones que no llegan a los niveles de la pareja. Las historias adyacentes del piloto Alfonso de Portago (Gabriel Leone) o la de Lina su concubina, se quedan cortas y no logran enganchar a nivel emocional. 

El desarrollo de Ferrari es lento y carece del ritmo y emoción que podría caracterizar a un drama deportivo terminando en una nota sombría que incluso parece inconclusa. Otro filme producido por Mann, Ford V Ferrari (2019), muestra mejor balance entre el drama y el deporte, aunque también tiene una conclusión trágica. 

Aunque no se pone en duda el oficio de Mann, este sin duda es uno de sus proyectos más flojos.  

Continue Reading

Cine y Series

Oscar 2024: The Holdovers, un gran regreso de Alexander Payne

La nota brillante del filme es la actuación de Paul Giamatti con su papel de un profesor cínico e inteligente, que además es bizco.

Publicado

el

Después de seis años el director Alexander Payne regresa con un nuevo proyecto, The Holdovers. Este filme de alguna marca el regreso no solo de Payne, sino también de Paul Giamatti y Miramax a los reflectores de la Academia. 

Si bien es cierto que, Paul Giamatti se ha mantenido ocupado en los últimos años en la televisión con la serie Billions. Y en la última década no le han faltado los papeles. El actor no había recibido esta clase de atención desde la primera década de los dos miles. Donde destacó con proyectos como Sideways (2004), Barney’s Version (2010) y Cinderella Man (2005). Esta última le dio su primera nominación al Oscar, como actor secundario. 

En el caso de Miramax, desde que Disney puso a la venta el estudio en 2010, su paso por distintos dueños mermo severamente su producción cinematográfica. De ser el estudio más reconocido en calidad en los noventa y los primeros años del siglo XXI, Miramax continuó produciendo, pero sin el éxito y el reconocimiento anterior. 

El estudio además se vio salpicado por el escándalo de la conducta de uno de sus fundadores, Harvey Weinstein. Aunque este no formaba parte de la compañía desde 2005. 

El último gran éxito de la compañía se dio en 2007, cuando No Country For Old Men obtuvo el premio a mejor película. Ahora, con The Holdovers, después de un poco más de 15, Miramax regresa a los Oscares con 5 nominaciones. Y lo más probables es que se lleve más de una de las categorías. 

¿De qué trata? 

A principios de los años 70 el profesor de historia Paul Hunham se ve obligado a cuidar de cinco estudiantes que no pudieron ir a casa, en el internado Barton. Paul es odiado por alumnos y profesores por su estilo estricto y tradicionalista. Que le ha generado fricciones por reprobar a alumnos con familias ricas que tienen gran influencia en el instituro. 

Uno de los alumnos que tiene quedarse en Barton es Angus Tully (Dominic Sessa). Un estudiante problemático que se ve relegado por su familia gracias al reciente matrimonio de su madre con un rico empresario. 

A pocos días el inicio de las vacaciones cuatro de los alumnos abandonan el instituto. Dejando solo a Angus con Paul y otros dos empleados de la escuela. 

Otro de los empleados de la facultad es la cocinera Mary Lamb (Da’Vine Joy Randolph). Una mujer que se encuentra de luto por una gran perdida. Y que prefiere pasar las vacaciones lejos de su familia. 

Paul, Angus y Mary se vuelven una especie de familia durante esta temporada. Aunque las personalidades de Paul y Angus chocan, su relación servirá para reflexionar sobre sus vidas y futuro. 

Estilo vintage 

Aunque, varias veces el realizador Alexander Payne ha renegado sobre el recibimiento de su película, que la califica como un posible clásico navideño.  The Holdovers se siente como una película cálida y reflexiva, sobre la improbable amistad de tres personajes imperfectos. 

Con la manufactura de su edición y fotografía el filme se muestra como una obra al estilo de las películas americanas de los setenta. Con un estilo narrativo que por momentos se puede mostrar lento, pero que muestra un estilo sutil para desarrollar a sus personajes.  

Aunque puede parecer deprimente y tiene momentos dramáticos bien logrados, en realidad la película tiene un espíritu positivo. Manejando momentos de comedia que le dan balance al espíritu sombrío de algunas de sus escenas. 

Da’Vine Joy Randolph como Mary es la voz de la razón, que concilia entre la personalidad cínica de Paul y la juventud de Angus. Sin duda, esta nominación es la apuesta segura del filme por el Oscar como mejor actriz secundaria. 

Dominic Sessa por su parte hace un gran debut actoral como el problemático estudiante Angus Tilly. Un niño rico que se siente relegado por su familia y que sufre la ausencia de su padre. 

La nota brillante del filme es la actuación de Paul Giamatti con su papel de un profesor cínico e inteligente, que además es bizco. Paul como profesor se ha quedado estancado enseñando historia en un instituto, sin familia y sin amigos. Pero a pesar de su personalidad agria también es capaz de reflejar compasión y empatía. La carrera por la estatuilla a mejor actor se encuentra muy cerrada entre Giamatti y Cillian Murphy y no será resuelta hasta el último minuto. 

The Holdovers se presta para la reflexión sobre varios temas, donde destacan el porvenir, la amistad y la enfermedad mental. Convirtiéndola en una de las mejores películas de 2023. 

Continue Reading

Cine y Series

Oscar 2024, lo mejor de las nominadas

Publicado

el

Los Premios de la Academia siempre han sido polémicos. Pero no podemos negar que a pesar de la crítica y la polémica generada por muchos de sus ganadores o las ausencias en ciertas categorías siguen siendo el premio cinematográficos más importante y soñado de la industria del cine.

Muchas veces su valor radica en dar a conocer proyectos cinematográficos que destacan por su propuesta y actuaciones. Más allá de películas como Oppenheimer, Killers of the Flower Moon, Spider-Man: Across the Spider-Verse y Barbie, que conquistaron al público y la crítica (y que ya habíamos reseñado). Vale la pena revisar a los otros nominados y sus propuestas.

Este año destaca por la variedad de proyectos con interesantes propuestas como Past Lives, The Holdovers y The Zone of Interest. Y vale la pena revisar algunos de los proyectos que se encuentran en Netflix como Nyad, Rustin, Maestro, La Sociedad de la Nieve y Nimona.

Continue Reading

Portada

Advertisement

Cortes Selectos

Copyright © 2023-2024 WARP Todos los derechos reservados WARP │ México. Para publicidad, acciones editoriales, producción, desarrollo y gestión de contenidos especiales: contacto@warp.com.mx Ir a Aviso de privacidad El uso y / o registro en cualquier parte de este sitio constituye la aceptación de nuestro Acuerdo de usuario y la Política de privacidad y Declaración de cookies. Sus derechos de privacidad basados en Ciudad de México. El material de este sitio no puede ser reproducido, distribuido, transmitido, almacenado en caché o utilizado de otra manera, sin acreditar la fuente.nea. Opciones de anuncios.