Connect with us

Entrevistas

WARPPresenta: Entrevista con Sigur Rós, el apocalipsis al final del arcoíris 

Publicado

el

Siempre hay algo para todos al final del arcoíris. Es lo que se nos ha dicho un millón de veces, en cuentos, fábulas y poemas. El gran tesoro, los deseos y los sueños de todas las culturas reunidas en un fenómeno óptico inalcanzable. Todos los colores a los que tenemos acceso en un halo de luz, la fantasía, el romance… Pero ¿qué ocurre cuando ese halo es encendido en llamas?

Así se presenta ÁTTA (2023), el primer álbum de las leyendas del post-rock Sigur Rós tras más de una década de inactividad. La portada: Un fotograma creado por la artista de performance Rúri, capturada cerca de las costas de Reikiavik. Esta imagen evoca la muerte de los sueños, el fuego del calentamiento global y la cercanía al Apocalipsis y al fin de la humanidad.

“Para nosotros, el arcoíris es algo que ocurre en todas partes del mundo. Tiene los colores primarios en él. Es algo tan fuerte en este planeta, en general. Tiene las esperanzas y los sueños, siempre se han escrito historias sobre él y prenderle fuego es simplemente bastante impactante”, describe el bajista Georg Hólm a través de una video llamada. Para él, la imagen “provoca pensamientos, nos hace preguntarnos ¿hacia dónde nos dirigimos?”.

La frustración ante lo inevitable

El álbum es otro ejemplo de la singularidad de esta banda islandesa, que lleva más de veinticinco años demostrando que mantenerse fiel a su propia voz es la mejor apuesta para su carrera artística.

Históricamente, Sigur Rós siempre ha logrado captar la atención mientras rechaza las reglas establecidas por el mainstream. Desde las barreras del idioma, hasta su estilo de composición, la banda destaca por hacer música que solo ellos podrían crear. En esta ocasión, han llevado esto al extremo, explorando géneros musicales cercanos al Neoclásico y el Ambient, sin percusiones ni guitarras, solo hermosos pasajes sonoros creados con instrumentos electrónicos y la colaboración de una orquesta de 41 músicos de cuerdas.

“Fue muy obvio desde el primer minuto que era un disco orquestal. Todas las canciones tenían esa sensación, así que todas lo querían. Supongo que una de las razones también es que no hay batería, por ejemplo, y eso también crea esta sensación de aire. Fluye de manera un poco diferente”, afirmó Georg desde la sala de su hogar islandés, abriendo los brazos a los costados mientras describía el espacio que hay en su música, siempre libre. 

Pero a pesar de la relajante y hermosa naturaleza que puede percibirse en una escucha superficial de este material, al acercarse se pueden apreciar las notas de protesta. No nos engañemos, este álbum está lleno de ira, aunque expresada en sus variantes más suaves: La tristeza y la desesperación ante lo inevitable.

“Estábamos haciendo esto cuando la guerra en Ucrania comenzó y todo se sentía tan pesado y extraño, como si el mundo estuviera mal”, afirmó Jónsi, sentado en el jardín de su casa en Los Ángeles, California. “No solo eso, también estaba este cambio climático, los incendios forestales, las inundaciones y los climas incontrolables, todo se sentía tan extraño. Es un momento extraño en el mundo”.

“Alguien dijo el otro día, como: -Oh, ya sabes, estos tiempos extraños-. Y pensé, bueno, parece que escucho eso todos los años. Parece que he escuchado esto todos los años desde que nací. Siempre son tiempos extraños, pero nunca parece que aprendamos”, agregó el bajista, afirmando que, “deberíamos aprender de nuestros errores y mirar hacia adelante, pero de alguna manera parece que una gran parte del mundo está viviendo en el pasado”.

Por otro lado, el vocalista declara que “creo que todos estamos en el mismo barco. Todos nos sentimos pesimistas acerca de todo, supongo”. Pero también agrega que tiene una lectura distinta para la portada, puesto que al ser parte de la comunidad LGBTTIQ+ se da cuenta de que en los Estados Unidos se están pisoteando derechos básicos. Él afirma que “ver a todos estos políticos locos haciendo cosas locas con los derechos gays, queer y trans. Y es simplemente que cómo se trata a las personas, aquí en Estados Unidos, se está volviendo un poco repugnante”.

Hacer las cosas por uno mismo

Es ante todas estas visiones, frustrantes, que los miembros de Sigur Rós decidieron tomar acción y encontrar la forma de sanarse a sí mismos a través de la expresión. “Trato de hacer cosas creativas para mantenerme feliz y cuerdo”, me dice Jónsi.

Y es que cuando no tienes ningún control sobre aquello que te aterra, lo mejor que puedes hacer es profundizar en él, enfrentarlo dentro de ti y expulsarlo a través de tu propia voz. Gritar su nombre hasta encontrarlo y después asfixiarlo

“Siempre he pensado que escribes música solo para ti. Nunca escribes para otras personas, siempre escribes para ti. Si te conmueves con lo que estás haciendo, entonces estás en el lugar correcto porque quieres conmoverte a ti mismo para sentirte mejor, sanarte y, ya sabes, ser feliz en la vida y con lo que estás haciendo”, describe el también perfumista islandés cuyo nombre real es Jón Þór Birgisson. 

“Nunca intentas forzar nada. Siempre dejas que las cosas fluyan a través de ti y simplemente tomas melodías, de donde sea que vengan, y las moldeas en algo que te haga sentir bien, auténtico y correcto”.

Es por esto último que Sigur Rós nunca deja de sorprender, puesto que siempre nos muestran aquello que crean siendo “lo más honesto contigo mismo posible”. Tomando todo desde el subconsciente, nunca luchando en contra de él, exponiéndose tal cual se sienten, con sus sombras y sus luces. Con esto han logrado, otra vez, exponer los sentimientos que comparten con millones. Y debido a ello, tal vez, con suerte, logren impregnar esa imagen del arcoíris prendido en llamas en el pensamiento colectivo.  Y finalmente tomemos acción.

Cortes Selectos

WARP Presenta Entrevista con Say Lou Lou: La cara del pop sueco

Publicado

el

Suecia es conocido por el gran aporte musical que ha brindado al mundo a través de los años con numerosos proyectos que han pasado a dejar huella en la vida de muchos de nosotros mediante distintas melodías musicales.

Say Lou Lou, es un dúo sueco compuesto por las gemelas Elektra y Miranda, quienes formaron el grupo alrededor del 2012, con una interesante y propositiva combinación de Dream y Synth Pop.

(más…)
Continue Reading

Entrevistas

WARP Presenta Entrevista con Maya Hawke: Ángeles y Demonios, un viaje al centro de ti

Publicado

el

Platicamos con Maya Hawke con motivo del lanzamiento de Chaos Angel, su nuevo álbum. En esta conversación exploramos su crecimiento como música, la percepción que tiene del Arte y el presente que vive la composición femenina.

La discusión entorno a los nepo-babies (hijos e hijas de personas famosas) ha orillado que cuestionemos si dichas personas son realmente talentosas o solamente se aprovechan de los privilegios de haber nacido en un seno familiar con ventajas de todos tipos.

(más…)
Continue Reading

Arte

WARP Presenta Entrevista con David LaChapelle: Arte, el lugar a donde va el alma

Publicado

el

Fotografías por Mon de León

Conversamos con el legendario fotógrafo David LaChapelle en el contexto de la presentación de su nueva exposición en el Palacio de Minería de la Ciudad de México: AMOR, una muestra retrospectiva sobre sus 40 años de carrera en la que podemos explorar, no solo su emblemática identidad estética, también la espiritual, emocional y psicológica.

No es un día cualquiera. Desde que accedemos a la planta baja del histórico Palacio de Minería se percibe el bullicio de gente de todas las edades y orígenes, cautivadas por la extravagancia y la fantasía de las composiciones de David LaChapelle. Estamos ante el fotógrafo de las estrellas. Y aunque es un mote banalizado que se le ha colgado a decenas a lo largo de la historia, quizá nadie se lo merezca tanto como Annie Leibovitz, Andy Warhol y sí, el mismo David LaChapelle.

Elton John, Madonna, Michael Jackson, Travis Scott, Marilyn Manson… La lista es infinita y se roba las miradas de todos; sin embargo, el discurso de LaChapelle es mucho más profundo de lo que parece.

No solo porque pertenece a la generación artística del mundo occidental que entendió cómo hacer para que el Arte sobreviviera dentro del desarrollo del capitalismo voraz, sino también porque ha ejercido una voz crítica respecto a los males ocasionados por el poder concedido a medios como la Publicidad y el Marketing en una sociedad cada día más desprovista de humanidad, empatía y paciencia.

Con el paso del tiempo, la virtud más grande de LaChapelle ha sido su capacidad para identificar que, además del talento y el sentido estético, el Arte también debe constituirse de alma, corazón y espíritu.

Y con esa apertura recibe al público que lo asedia en las primeras horas de AMOR, su nueva exposición en México. Responde preguntas, recibe abrazos y se toma el tiempo de transmitir a todos el agradecimiento que les tiene por brindarle un momento de su tiempo.

Es un ícono, y lo expresa desde su forma de vestir y la forma de hablar. Lo rodea un aura jovial, aquella que solo acompaña a los elegidos con el ímpetu de quien ve el mundo como lo entienden los niños, sin importar las velas en el pastel de cumpleaños.

En medio de ese caos, decide brindarnos unos instantes para entablar una conversación breve pero emocionante. El destino nos lleva al salón principal del Palacio de Minería. Todo confabula para tener 10 minutos memorables con un hombre cálido y lleno de amor.

El Lugar A Donde Va El Alma

¿Cómo se siente ver tantos años de tu trabajo en una exposición como ésta?

‘’Es muy emocionante, sobre todo por la oportunidad de contrastar mi trabajo más reciente con ese que hace mucho veía del principio de mi carrera, Amo cómo se ven juntas todas esas etapas de mi vida artística y cómo se comunican entre sí. Me hace feliz’’. 

En este punto de tu vida y después de todo lo que has vivido, ¿cuál es tu percepción del Arte? 

‘’Para mi el Arte siempre ha sido expresión, comunicación y la oportunidad de conectar con alguien a un nivel emocional, psicológico y espiritual. Y creo que parte de la belleza del Arte es que, al ser multidisciplinaria, existen muchas maneras y posibilidades de conectar con la gente: a través de la Música, de la Literatura, de una Obra de Teatro, de una pintura o una escultura… Eso es lo que la vuelve Universal’’.

Recién veía un debate en la televisión británica en la que decían -como un cumplido a tu obra- que todas las imágenes hechas en softwares de Inteligencia Artificial pretenden imitar tu estilo. ¿Qué opinas al respecto?

‘’La verdad no había escuchado de ese debate pero es una idea muy divertida… La verdad no sé qué pensar al respecto (Risas). No sé si debería estar asustado o feliz.  Creo que hasta este momento no hay muchas cosas de las imagenes hechas con Inteligencia Artificial que me emocionen o me inspiren… Sobre todo porque parte de la fuerza del Arte también radica en el proceso previo, en la preparación y en los accidentes que emanen de ello. 

En mi caso, por ejemplo, son muy importantes las historias detrás de cada objeto en la escenografía, en las decisiones de composición y sentir que debes cambiar la dirección del plan original. Eso aún no lo veo dentro de la Inteligencia Artificial. 

Incluso hay belleza en que las cosas salgan mejor o peor de lo que las imaginaste.  Sobre todo cuando las obras son inspiración de lugares que encontraste, personas que conociste o son un recurso de emergencia porque no lograste conseguir algo. 

En la naturaleza del Arte es igual de importante la improvisación, la intuición y el caos.  La Inteligencia Artificial eventualmente creará cosas perfectas pero no tendrán el mismo valor porque los humanos no somos perfectos y el Arte es esencialmente humana’’.

Hace unos años contaste que ”My Sweet Lord” de George Harrison era una de tus canciones favoritas. ¿Esa respuesta cambió?

”En estos momentos no puedo dejar de escuchar ”American Wedding” de Frank Ocean, que me fascina porque todo su instrumental es ”Hotel California” de The Eagles y me siento identificado con esa manera de trabajar: tomar algo muy representativo de la cultura popular y llevarlo a un lugar completamente diferente”.

¿Qué artistas te hubiera gustado haber fotografiado pero no pudiste?

”Eso se basa en mi serie de artistas que fallecieron o no están disponibles para fotografiar y creo que los más latentes en mi cabeza son Stevie Wonder y George Harrison. Encontré amigos que se parecían a ellos e hice algunos homenajes porque necesitaba esa energía en mi repertorio. Fue como hacer una biopic y me encargué de hacer el cast perfecto. Resultó tan bien que, por ejemplo, los hijos de Stevie Wonder pensaron que era realmente él. Stevie Wonder es uno de los artistas que más admiro. Es probablemente el músico norteamericano más importante de la historia”.

En un punto muy importante de tu carrera, casi en los inicios, las obras que hacías estaban inspiradas por la pregunta <<¿A dónde va nuestra alma?>>. ¿Crees que ya encontraste la respuesta a esa pregunta? 

‘’Sí. Creo que todo parte de que todos tenemos un alma. Parece ser muy obvio pero a veces lo olvidamos. Y bueno, el desarrollo de esa alma depende de cómo vivamos, las personas que conozcamos, la manera en la que amemos, la manera en la que nos tratemos a nosotros mismos y cómo habitamos este mundo en general. 

De eso depende el destino de tu alma’’.

¿Crees que la humanidad todavía tiene esperanza de cara al futuro?

”Si no lo creyera, ya me habría retirado del Arte”.

Continue Reading

Cortes Selectos

Copyright © 2023-2024 WARP Todos los derechos reservados WARP │ México. Para publicidad, acciones editoriales, producción, desarrollo y gestión de contenidos especiales: contacto@warp.com.mx Ir a Aviso de privacidad El uso y / o registro en cualquier parte de este sitio constituye la aceptación de nuestro Acuerdo de usuario y la Política de privacidad y Declaración de cookies. Sus derechos de privacidad basados en Ciudad de México. El material de este sitio no puede ser reproducido, distribuido, transmitido, almacenado en caché o utilizado de otra manera, sin acreditar la fuente.nea. Opciones de anuncios.