Innocents

Calificación

7.0

Moby

Arts & Crafts México

// Por: Abraham Huitrón

Mie 2 octubre, 2013

Artista: Moby

Richard Melville Hall, mejor conocido como Moby regresa en 2013 con el onceavo disco de estudio de su carrera, para el cual decidió trabajar de diferente forma a como lo había hecho a lo largo de su trayectoria. Por primera vez trabajó al lado de un productor, que en este caso fue Mark “Spike” Stent (Muse, Madonna, Depeche Mode, Björk); decidió promocionar el disco ofreciendo  tres conciertos en Los Angeles, CA., mismos que serán los únicos para el 2013 y 2014, debido a que según el propio músico: “cuando salgo de gira estoy sentado mucho tiempo, (carros, aeropuertos, hoteles), y cuando me siento no puedo gastar mi tiempo haciendo música, y lo que realmente deseo hacer en mi vida es estar en casa y hacer música, por lo tanto este será un tour mundial de tres fechas”.

Otro dato importante es la cantidad de músicos invitados para este disco, sobretodo en las vocales, los cuales incluyen a Wayne Conye (The Flaming Lips), Mark Lanegan, Damien Jurado, Skylar Grey y Cold Specks.

El disco arranca con ‘Everything That Rises’, un tema instrumental e introductorio que dicta la línea para los siguientes tres temas, ‘A Case For Shame’, ‘Almost Home’ y ‘ Going Home’, canciones con ritmos lentos acompañados de teclados y violines aderezados con las voces de Jurado y Al Spx. Después sigue ‘A Perfect Life’ al lado de Wayne Conye, la cual rompe con un ritmo más bailable y en donde escuchamos por primera vez en el disco la voz de Moby. ‘Last Day’, ‘Don’t Leave Me’ y ‘A Long Time’ nos recuerdan a la época de “Play”, con ritmos más bailables, para después dar espacio nuevamente a temas más tranquilos (‘Tell Me’), instrumentales (‘Saints’) y un par más en dónde la voz de Mark Lanegan (‘The Lonely Night’) y del propio Moby (’The Dogs’) son acompañadas por minimalistas arreglos musicales.

“Innocents” no sigue una línea, aunque por momentos es muy bueno y las colaboraciones son realmente sobresalientes, hay otras que no lo son tanto; hay ocasiones en que parece flojo y repetitivo, pero sin duda tiene momentos muy agradables, mismos que retoman lo mejor de la carrera musical de Moby  para ponerlo en este disco.