Ofrendas musicales a los muertos

// Por: Linda Cruz

Jue 13 noviembre, 2014

La muerte siempre ha sido un tema atractivo para los seres humanos, probablemente porque implica un cierre, básicamente de todo lo que conocemos, o porque necesariamente nos recuerda que se trata de una despedida –hasta donde sabemos-definitiva.

En México, la muerte tiene un significado diferente, durante cientos de años hemos aceptado a la muerte con otra cara, una más colorida –si es posible utilizar la expresión-. Cada año, durante el mes de noviembre, ponemos ofrendas y altares para nuestros seres queridos que han abandonado este plano terrenal de la existencia. Las ofrendas usualmente están compuestas por la comida favorita del ser querido, las bebidas e incluso los vicios.

En el mundo de la música, muchos artistas han ofrendado canciones a sus propios muertos, convirtiendo acordes y melodías, en homenajes a sus seres queridos que no comparten más este mundo con nosotros. A continuación les presentamos algunas de esas canciones, cuya fuente de inspiración ha sido el deceso de alguien cercano.

 

John Lennon – Julia.

Este tema fue escrito por Lennon y McCartney en 1968, durante la visita de The Beatles a India. La canción está dedicada a la madre de Lennon, quien murió atropellada cuando el músico tenía 17 años. Es la primera canción con una guitarra estilo “finger-picking” de Lennon, quien de acuerdo a distintas fuentes, aprendió esta manera de tocar del músico escocés Donovan.

 

The Verve –The Drugs Don’t Work

Incluido en el álbum más exitoso de la banda de Richard Ashcroft, este tema fue inicialmente relacionado con el uso de estupefacientes por parte de Ashcroft, sin embargo, se aclaró posteriormente que se trataba de una canción del líder de The Verve para su padre, quien murió cuando éste tenía 11 años.

 

Arcade Fire – Funeral (todo el disco)

Lanzado en 2004, “Funeral”, de la agrupación canadiense Arcade Fire, es un álbum que debe su nombre a los decesos de miembros de las familias de los integreantes de la banda; La abuela de Régine Chassangne murió en 2003, el abuelo de Win y William Butler en 2004, mientras que la tía de Richard Reed Parry murió en abril de ese mismo año.

 

Eric Clapton – Tears in Heaven

Quizá la canción más famosa de la lista, y que seguramente hemos escuchado hasta el cansancio en la estación de clásicos que escuchan nuestros padres, pero eso no le resta importancia o emotividad. La canción fue inspirada tras la trágica muerte de Conor, hijo de cuatro años de Clapton, quien cayó del piso 54 de un edificio en Nueva York el 20 de marzo de 1991.

 

Metallica – To Live Is To Die

Incluido en el mítico “…”And Justice for All”, de 1988, este tema instrumental es un homenaje póstumo de casi 10 minutos a Cliff Burton, quien falleció en 1986. En entrevista, Lars Ulrich declaró que la canción se basó en algunas líneas compuestas por Burton.