#WARPPresenta: Entrevista con Christopher Owens, el sacrificio a favor de la belleza

// Por: Oscar Adame

Mie 16 mayo, 2018

Christopher Owens es una leyenda para la gente interesada en la música independiente y alternativa. El relato de su vida es extraño y lleno de melodrama, como si se tratara de un individuo que nació para ser analizado y explorado por la eternidad.

Su niñez fue marcada por la fascinación de sus padres a un culto religioso extremista conocido como Children of God, mismo que obligaba a su madre a prostituirse y que prohibió que utilizara medicina tradicional para salvar a su hermano de una enfermedad que terminó por ocasionarle la muerte. Tras escapar de ese estilo de vida, Owens vivió por meses como vagabundo, hasta que un famoso coleccionista de arte, Stanley Marsh 3, lo adoptó como pupilo, introduciéndolo a los círculos artísticos de Florida, lo que ocasionó que su proyecto musical, Girls, obtuviera fama y reconocimiento inmediato.

Con Girls, Owens no sólo se convirtió en uno de los cantautores más aclamados de su generación, si no también en un sex symbol que vistió las paredes de las tiendas de ropa más importantes del mundo. Es por ello que me sorprendí cuando lo vi, paseándose por las oficinas de WARP, encorvado y con las uñas llenas de sangre y tierra. No parecía importarle, se presentó cordial y luego se perdió, viendo a los árboles, apreciando el verde de nuestro pasto, – “es increíble la cantidad de color que tienes aquí”-, me dijo.

Durante nuestra conversación, Owens se mostró como un verdadero romántico, incluso lloró en un par de ocasiones al recordar el tiempo que tuvo que esperar para escuchar al disco que le cambió la vida, Mellon Collie and the Infinite Sadness (1995) de The Smashing Pumpkins. Su familia no le permitió escuchar música de niño y lo compró en la adolescencia con el único objetivo de parecerse a los chicos normales, escondiéndolo por años debajo de su cama, añorando por reproducirlo, leyendo las letras y viendo las fotografías sin sonidos.

Según el cantautor, el álbum no hubiera sido tan significativo si no hubiera esperado, sacrificando varios años por ese momento. Su filósofo favorito, Nietzche, dijo que el único camino hacia el significado es el sufrimiento y Owens es una persona que lleva esa enseñanza tatuada en el corazón, un artista que apuesta por aquello de mayor valor.

Entrevista

Hay un término que me encanta en psicología que se llama la ‘Nostalgia Histórica’, la cual se utiliza para describir a alguien que se siente enamorado de una era en la cual no vivió. Siendo que tu trabajo se ha caracterizado por ser reminiscente de décadas pasadas, ¿consideras que sufres de esta condición? 

Sí, trato de que no sea así porque creo que no es muy bueno. Me sorprende y me pongo celoso cuando escucho que alguien disfruta del presente. Preferiría no serlo, pero honestamente lo soy todo el tiempo y con todo.

Ahora mismo estoy coleccionando libros medievales, los amo, todos los libros que sean hechos a mano. Las historias escritas con pluma y dibujadas a mano, los manuscritos iluminados, es asombroso. Con la música no lo sé, siempre he preferido las cosas viejas en general y no sé por qué.

He leído artículos respecto a la idea de ser una persona nostálgica, con amor por el pasado. Esta gente inteligente dice que es estúpido, malo en algún sentido, pero no puedo ayudarme. Imagino a las personas que hicieron un gran impacto en el mundo, imagino a gente como Steve Jobs, que utilizan la misma camisa y jeans todos los días para enfocarse en crear cosas nuevas. Yo no puedo ser así, paso mi tiempo libre estudiando respecto a cosas que me enloquecen, leer de historia y arte es como mi pornografía, de ahí una idea viene y hago algo, eso me funciona.

Estoy seguro de que no es bueno ser así, debería de pensar en el ahora y apreciar mi tiempo. En la raíz, ser nostálgico es estar enamorado de algo pasado, de algo que no puedes tener. Así que es algo muy depresivo jaja.

Lo que dices tiene mucha razón, no puedes crear cosas nuevas sin ver en el pasado. Todos los grandes narradores tienen estudios en mitología y cuentos clásicos por las estructuras…

También los grandes pintores, seguro.

¿Qué hay respecto a ti y la música?

Sólo me gusta el sonido antiguo, hay algo respecto a la música moderna que no alcanzo a digerir, pero sí hay algunos que me tocan, ya te enseñé mi autógrafo de Sigrid, ella es muy nueva, moderna y fantástica. Pero los DJ’s y esas cosas no me interesan, no en comparación a otras cosas.

Creo que la música en sus raíces no es algo que puedas tocar, pero sí es algo que existe. Cuando tocas un violín estás generando vibraciones entre el arco y las cuerdas, no lo puedes ver, pero la vibración es real, está ahí. Es por ello que escuchas algo real a través del aire, está vivo. Pienso que tal vez la música debe de ser natural y lo estamos esquivando, todo lo que es digital no es real.

¿Te preocupa el tema digital? Hace unos días vi que Fox Sports estaba transmitiendo un juego de League of Legends y me saqué mucho de onda, le empezamos a dar demasiada importancia a lo virtual y es algo que me preocupa, me gustaría sentirme más libre de mi vida virtual. ¿Tú sientes algo parecido?

Soy afortunado de no sentirme tan aterrorizado por ello, cuando tengo sentimientos al respecto es horrible, pero no pienso mucho en ello, sería terrible que lo hiciera. Veo a los chicos pequeños y pienso en enseñarles a tocar la guitarra, la batería, el saxofón, o lo que sea, pero sólo saben hacer cosas con computadoras. Si quieren tocar la guitarra, tocan una falsa en una aplicación. Tal vez las cosas cambien muy rápido, seguro hay un movimiento de gente que quiere otras cosas y se va a radicalizar.

Es divertido porque yo vivo en San Francisco y toda la tecnología es de ahí, de Sillicon Valley. Observo a la gente que trabaja en estas compañías y parecen ser muy groovies, presumen que saben ir a fiestas y odian lo establecido, dicen que están siendo disruptivos con sus ideas, pero platicando más a fondo es evidente que todo por lo que se preocupan es por el dinero. Sólo hablan de millones y de que su sueño es que llegue una compañía como Disney para comprar los softwares que desarrollan y dejar de trabajar en ellos, en realidad no les gusta su trabajo.

¿Crees que llevar este estilo de vida, centrado en el dinero, puede hacer a la gente feliz?

No lo creo, es enloquecido, ¿cómo podría hacerlos felices? El dinero no es real, es una mentira en la cual todos aceptamos formar parte.

 ¿Qué es real para ti?

Esto, esta conversación que estamos teniendo ahora mismo, el entrar a un avión y no saber si vas a vivir o morir. El mercado no es real, se convierte en algo real para muchas personas, pero sólo son un montón de gente lanzando suposiciones.

He pensado que si llegara alguien de otra era o un alien curioseando respecto a qué hacemos, nos vería discutiendo respecto a cuánto vale cada acción y diría que estamos locos. El dinero de papel es difícil de entender, pero el Bitcoin ya es algo ridículo.

En definitiva, no creo que sea bueno estar motivado por el dinero, tenemos siglos sabiendo que el dinero no te puede dar las cosas importantes: la felicidad, amigos, salud, todo lo que vale la pena.

Tú has pasado por muchas fases en tu vida. Del vivir en una familia en extremo religiosa a ser un músico famoso. Joseph Campbell escribió un libro en el cual detalla algo llamado ‘El Viaje del Héroe’, que es un ciclo por el cual el protagonista de una historia avanza, muchos filósofos dicen que este ciclo comienza y termina infinitamente en nuestra vida. ¿Tú qué recomendarías para cerrar los ciclos y empezar con nuevos aprendizajes?

Lo sé y estoy de acuerdo. En el pasado se dijo que el dolor es algo malo, cualquier tipo de dolor, enfermedad, físico, emocional, mental, cualquiera; por lo cual se declaró que se podía conquistar al dolor siendo una buena persona. A través de la caridad, de ver por los demás, de ser estudioso y obedecer a tus padres, pero pronto la gente se dio cuenta de que eso no era cierto. Llegó la plaga negra y los bebés murieron a lado de los caballos, en la tierra. El dolor no mostró piedad.

Después, la gente empezó a creer que es sencillo pretender que el dolor no está ahí, que sería mejor evadirlo y bloquearlo. Es cuando la gente no ayudaba a quien tuviera problemas, cuando no se permitía hablar de ciertos temas.

Uno de los últimos grandes filósofos es Nietzche, quien dijo que el dolor es algo que debe de enfrentarse, tienes que experimentar el sufrimiento y la depresión porque por más difícil que sea, lo que no te mata te hace más fuerte. Fue una idea revolucionaria el no tratar de estar en control de cosas que no te corresponden, el no ignorar, sólo vivir y reflexionar sobre lo que está sucediendo. Si sobreviviste lo haces y si no, te irás con gracia. Después llegó la gran prueba de Nietzche, trató de casarse con el amor de su vida unas seis o siete veces y ella seguía diciendo que no. Ella era una mujer moderna y no creía en la posesión, aunque quería que él se quedara siempre con ella, él le declaró que se casaran o terminaba todo y ella le dijo que terminara todo. Nietzche quedó devastado, en su mayor periodo emo y trató de suicidarse muchas veces, de este sufrimiento nació el Antichristo y Ecce Homo, todos los grandes libros que escribió sobre entender a la humanidad. No escapó, lo amo por ello.

Mucha gente declaró que ese fue un error, porque el dolor lo destruyó, pero para mí eso es lo que lo convirtió en un héroe. Continuó pese a su sufrimiento y creó cosas hermosas con él.

En el pasado declaraste que dejaste de usar drogas porque querías experimentar la ansiedad y la depresión de forma vivencial con intención de vencerlas por ti mismo. ¿Nietzche tuvo un impacto en esta decisión?

No, este documental lo vi hace sólo unos meses, ya había leído sus libros, pero no estaba tan emocionado al respecto como lo estoy en el presente. Ahora que lo mencionas es la misma idea, el no correr del sufrimiento y enfrentarlo.

Me di cuenta de que si usaba drogas no estaba enfrentándome a las cosas, si tienes suficiente miedo para conducir, sólo conduce y se te quitará. Es algo bastante simple, pero es cierto.

¿Cuál fue el primer disco que compraste?

Mellon Collie and The Infinite Sadness (1995) de The Smashing Pumpkins

Oh, eso no es nada viejo. Debiste haberlo comprado justo cuando salió al mercado… 

Sí, lo compré justo cuando salió, pero yo no lo sabía. Escapé de casa para comprarlo, corrí hacia la tienda a escondidas y mi corazón estaba enloquecido, no paraba de temblar. Tuve que elegir uno rápido y lo primero que vi fue el disco doble de los Pumpkins. Le dije de inmediato al empleado, – “quiero ese, quiero ese por favor”-, y eso es todo. No sabía quiénes eran, de qué trataba, por alguna razón sólo quería a ese CD. Por un par de años tuve que mantenerlo escondido debajo de mi cama, ni siquiera podía reproducirlo, sólo estaba escondido de los adultos. Algunas noches lo sacaba para leer las letras y ver el arte.

Básicamente, mis padres no me dejaban tener un reproductor de CD’s. Es divertido que tuve ese disco por años sin la capacidad de escucharlo, aun así se convirtió en mi tesoro, sabía que eso era lo que las personas compraban. Sabía que si yo hubiera sido un niño normal, habría comprado CD’s y por eso lo compré.

Te debió haber gustado demasiado el arte…

Lo amo, me encantan todas las fotografías e ilustraciones del disco. Después de un tiempo pude escucharlo, es el mejor disco de la historia, alrededor de 40 canciones excelentes. Son una gran banda y todas las bandas cuando se convierten en excelentes lanzan un disco muy largo, The Beatles lo hicieron con The White Album (1968) y Guns and Roses con Use Your Illusion (1991). Hay un punto en el que lanzan un gran manifesto y este es el de The Smashing Pumpkins.

Seguro fue una experiencia muy fuerte, el escucharlo por primera vez…

Ni siquiera puedo describirlo, fue asombroso. La música con la que crecí fue folk, la gente se reunía alrededor a cantar, lo que también me gusta, pero escuchar música con ese nivel de producción fue sorprendente. Fue como cuando vas al cine por primera vez de niño, no entiendes qué sucede, pero estás perplejo.

Ni siquiera lo pensé de esa forma cuando sucedió, sólo estaba obsesionado, todos los días después del trabajo lo ponía y lo escuchaba, el mismo disco durante años. Es un disco que tiene todos los estilos, todos los sentimientos que necesitaba. Todavía lo tengo, firmado de hecho, me lo firmó Billy Corgan.

Esperaste tanto tiempo por tocarlo…

Ni siquiera quería hacerlo, sólo lo necesitaba. Es lo mismo que con el dolor, si lo hubiera comprado y reproducido ese mismo día dentro de mi casa, ahora no significaría tanto para mí, el sufrimiento, la esperanza, lo volvió mucho más significativo. Ahora el disco es un regalo.

¿Qué opinas de la reunión de los Pumpkins?

Estoy buscando asistir a varios conciertos, la última vez que estuve con James Iha me invitó a pasar a su estudio en Los Ángeles, me compró el vuelo y estuve con él saliendo durante un tiempo. Esto fue hace un par de meses, estaba trabajando en varias canciones y le compuse cuatro canciones, no le pedí por dinero, fue hermoso hacer eso con alguien a quien idealizo de esa forma.

Cuando Girls rompió James Iha me llamó, yo estaba conduciendo y me contó todo respecto a su relación con Billy Corgan. Me contó historias muy complicadas, que comprometían su amistad y cuando se anunció su reunión me alegré por ellos, es algo cool, el perdonar.

En una entrevista previa dijiste que todos tus discos podrían ser llamados ‘Looking For Love’ porque sólo escribes respecto a buscar amor en las cosas, en las personas, en ti mismo. ¿Por qué crees que es complicado para nosotros el sentir amor por cualquier cosa, por la vida?

Porque la gente siempre comete errores y son muy frágiles. Es una opción el perdonar o no hacerlo, el imponerse tras alguna acción.

¿Crees que todo lo que hacemos es en búsqueda de amor?

No lo sé, tal vez no todo, pero es una parte muy importante para todos nosotros. Hay otras cosas también, no sé bien qué responder. A veces es importante dejar ir las cosas, no clavarse en el odio por cosas como, por ejemplo, que Donald Trump fuera electo Presidente. El hacer marchas no nace del amor, es odio y no está mal, pero no puedes permitir que controle tu vida.

Hay personas afuera que destruyen sus vidas porque son controladas con objetivos como el hacer que Donald Trump tenga un mal día. Yo prefiero dejar que las cosas pasen y hacer cosas que me hagan feliz y a los demás también, lo que sea que pase pasará y hay que aceptarlo. Creo que Estados Unidos se lo merece, va a tomar muy malas decisiones, es nuestra culpa y punto.

¿Cómo te sientes de volver a México?

Me gusta mucho, estoy emocionado. Me gusta mucho viajar y regresar a lugares en donde ya había estado, si pudiera hacerlo todo el año lo haría, la forma en cómo ha pasado ahora es genial. Antes solía tourear todo el año y no estaba muy feliz con ello, era como vivir el sueño, pero no era feliz, quería estar en casa. Ahora que no tengo sello discográfico no es lo mismo, tengo más libertad, es más lindo, la gente me trae porque de verdad me quiere llevar, no por trabajo y dinero.

La gente ha estado haciendo esto por mí a lo largo de todo el año, la semana pasada unos fans me llevaron a Japón y soy feliz, hago amigos en todos lados. Asia fue el mejor tour de mi vida, no tenía calendarios ni nada, sólo había gente, no compañías.

Puede ser un poco peligroso.

Sí, seguro jaja, pero también es importante para mí el mostrar que puedo seguir trabajando. Mi familia estaría preocupada si no pudiera seguir.

Ahora tengo la mejor banda con la cual he trabajado, hace tres días me presenté en San Francisco, tocamos un show muy especial. A lo largo de mis 10 años como músico nunca me había sentido tan conectado con quienes me acompañan, sé cuando un show es inspirador y cuando encanta al público, eso está pasando ahora mismo de una forma sincera, es como magia.

Es la mejor parte, es lo que hago ahora, todo mi viaje, el rompimiento de Girls, mi carrera solista, el tratar de reunir a Girls, todo eso, me ha llevado a este final. Es un perfecto final, es lo que siempre quise.