SpaceX lanzará ‘el cohete más potente del mundo’ este mes, y con un Tesla a bordo

// Por: Ana Vargas

Vie 5 enero, 2018

Por fin ha llegado el día en el que Elon Musk lanzará su cohete Falcon Heavy. El evento a menudo desgarrador requiere un recorrido sin interrupciones, un control de cada detalle y lo más importante una garantía de que todo esté funcionando bien. Ahora, ha llegado el momento de hacer la gran prueba del Falcon Heavy, la cual determinará si el cohete está listo para lanzarse. Este hito clave, tendrá lugar la próxima semana.

 

 

El cohete está formado por 27 motores de Falcon 9, y es capaz de producir un empuje máximo al despegue de más de 5 millones de libras. El empuje de SpaceX, es el equivalente a si 18 aviones Boeing 747 despegaran al mismo tiempo. Si todo sale bien, los tres núcleos regresarán a la Tierra, con dos de ellos aterrizando en tierra y uno aterrizando en un barco teledirigido en el mar. Se espera que el Heavy algún día lanzará astronautas y pesadas cargas a la Luna y Marte.

 

Pero primero, el ensayo general. Cuando llegue el momento, los ingenieros colocarán el cohete de 70 metros de altura en posición vertical sobre la plataforma de lanzamiento, lo llenarán de combustible y luego encenderán los 27 motores durante unos segundos.

 

Las pruebas de fuego estático son controles habituales diseñados para garantizar que los vehículos de lanzamiento estén listos para volar. Como es común en la ciencia de los cohetes, el disparo de prueba se considera bastante aburrido hasta que algo explota. En septiembre de 2016, un cohete Falcon 9 explotó en la plataforma de lanzamiento mientras se alimentaba para la prueba. La explosión destruyó el cohete y su carga útil de $ 200 millones, además, el fuego resultante dañó una de las plataformas de lanzamiento en Cabo Cañaveral. Mientras SpaceX investigaba la causa, Musk la describió como “la falla más difícil y compleja que hemos tenido en 14 años”. La compañía finalmente determinó el problema derivado de una brecha en el tanque de oxígeno líquido de la segunda etapa del cohete.

 

 

Si la prueba de Heavy pasa sin problemas, SpaceX finalmente establecerá una fecha de lanzamiento para su viaje inaugural, que en realidad nadie sabe si regresará en julio: “Hay muchos riesgos asociados con Falcon Heavy. Existe una gran posibilidad de que el vehículo no llegue a la órbita “, dijo. “Espero que esté lo suficientemente lejos de la plataforma para que no cause daños”.