Atentado en antro gay de Orlando deja 50 muertos y 53 heridos: la peor masacre por tiroteo en EEUU

// Por: Natalia Montes

Dom 12 junio, 2016

En la madrugada del domingo 12 de junio, alrededor de las 2 de la mañana, un hombre armado con un rifle de asalto y una pistola provocó una trágica masacre en un club nocturno gay en Orlando, Florida, matando a 50 personas e hiriendo a otras 53.

El hombre fue identificado como Omar Mir Sediq Mateen de Fort Pierce, Florida, nacido en EEUU de padres afganos y 29 años de edad. Un luchador del Estado Islámico, quienes se han atribuido la autoría del ataque. El mismo Mateen llamó al 911 e hizo una promesa de lealtad a ISIS. Previamente había sido investigado dos veces por el FBI.

Omar Mateen

Omar Mateen

De acuerdo con John Mina, jefe de policía de la ciudad, un oficial que trabajaba en Pulse intercambió disparos con Mateen, que se encontraba afuera del club. Después de esto, el sospechoso se metió al antro conocido como Pulse (uno de los mas populares en Orlando) y abrió fuego. Las advertencias para no acercarse al lugar fueron esparcidas tanto por Pulse como por la policía de Orlando. La gente que estaba en el club fue tomada como rehén y hasta aproximadamente las 5 de la mañana personal del SWAT tomó la decisión de entrar al club con un vehículo, perpetuando más balazos contra el sospechoso y matándolo.

ahpgl68c1as1u86pnmnz

Las víctimas fueron llevadas a varios hospitales locales y unidades de triaje fueron establecidas afuera del local. Alrededor de 30 rehenes fueron rescatados, varios de ellos se encontraban aislados dentro del baño y se comunicaron con la policía, dando avances de lo que sucedía adentro. La gente que estaba ahí describió la escena de pánico como algo confuso entre el volumen alto de la música y la oscuridad. “De repente vi cuerpos caer, uno detrás del otro. Los disparos duraron tanto tiempo como una canción entera.” dijo Christopher Hansen, quien se encontraba en la barra cuando la tragedia comenzó.

“Sabemos lo suficiente para decir que esto fue un acto de terror y odio” dijo el presidente Barack Obama tras el atentado. “Aunque la violencia pudo haberse perpetuado contra cualquier comunidad estadounidense, este es un día especialmente triste para nuestros amigos de la comunidad LGBT”.

Antes de este evento, las masacres más cuantitativas en la historia de Estados Unidos habían sido en Virginia Tech en 2007, dejando a 32 muertos y en la escuela primaria Sandy Hook en 2012, con un total de 27 bajas.

El alcalde del Orlando, Buddy Dyer declaró la ciudad en estado de emergencia, pues además de esta tragedia, el viernes por la noche asesinaron a la cantante Christina Grimmie después de su concierto en esa misma ciudad.