“Hypercaffium Spazzinate” – Descendents #WARPReviews

Calificación

7.0

Descendents

// Por: Victor G. García

Jue 18 agosto, 2016

Artista: Descendents

//Por: Victor García (@M0N0T0N0)

La banda californiana liderada por Milo Aukerman, Descendents, regresa con su séptimo álbum de larga duración luego de ausentarse por 12 años de los estudios. Esto después de haber lanzado recientemente el EP Spazzhazard, cuyas canciones también fueron incorporadas en la edición de lujo de Hypercaffium Spazzinate.

Es imposible negar el legado que los Descendents han tenido en la dirección que la música punk tomó en la década de los noventa. Seguramente, bandas de la talla de Blink-182, Green Day, The Offspring o NOFX no hubieran logrado la popularidad que gozan ahora si los Descendents no hubieran existido.

87246_Descendents.jpg.540x540_q90_crop

Lo cierto es que los Descendents no han sido la banda más consistente durante su carrera, incluso desde sus propios inicios. El interés de Milo por realizar una carrera académica como investigador en el área de la bioquímica ha puesto pausa al proyecto varias veces. Sólo basta notar que desde que lanzaron All en 1987, la banda únicamente ha grabado tres LPs, cada uno publicado con bastantes años de separación (Everything Sucks en 1996; Cool to be You en 2004 e Hypercaffium en este año). Aun así, cada vez que los Descendents entran al estudio para grabar algo nuevo, demuestran poseer todavía ese sentimiento de ansiedad adolescente con el que cualquier joven rechazado se puede sentir relacionado.

Hypercaffium Spazzinate no es la excepción. Este disco contiene todos los elementos que hacen de los Descendents la banda seminal como la que es reconocida ahora: riffs acelerados, punzantes líneas de bajo, sólidas percusiones y ganchos melódicos ejecutados por la voz de Milo. 

Como ya es costumbre, las letras tocan temas sociales y personales con el tono irónico y sarcástico que caracteriza a la banda. Estos teman van desde la religión (Shameless Halo), la alimentación (No More Fat), el fracaso (We Got Defeat), el uso de drogas (Feel This y Limiter), la autodisciplina y superación (Victim of Me y Fighting Myself), hasta una autorreflexión sobre las motivaciones de la misma banda (Beyond the Music). Todos estos temas empacados en veloces ráfagas punk que apenas sobrepasan los tres minutos.

descendents

En resumen, Hypercaffium es un disco como cualquier otro en el catálogo de los Descendents. Tal vez no exista nada nuevo bajo el sol, no hay sorpresas o nuevas direcciones sonoras por explorar, pero se agradece que el espíritu de que esta banda siga viva, sobre todo en tiempos donde el pop-punk no ha podido salir de bache en el que se encuentra desde hace una década.