Top 20 discos del 2015: “25” – Adele #WARPyearbook15

// Por: Staff

Jue 31 diciembre, 2015

25

Adele

Sony Music

Por Alonso Valencia

Cuatro años pasaron desde que Adele dominó el mundo con uno de los mejores álbumes de la década, cuatro años en los que la británica ganó un Oscar, fue madre y colaboró con Damon Albarn, con un fatídico resultado que nunca verá la luz.

Uno de los álbumes más esperados de los últimos años por fin llegó inesperadamente, después de un anuncio básicamente sorpresivo que, a su vez, colocó en la radio uno de los temas más sonados de 2015 con apenas unas semanas de haber llegado a oídos del público.

El éxito de los dos primeros trabajos de estudio de quien se ha ganado el título de la mujer con más ventas en menor tiempo de la historia, radica totalmente en una desgarradora ruptura amorosa. Ahora, al ver la vida con una mirada totalmente diferente, Adkins entrega un trabajo en el que no sólo crece personalmente, sino trata de explicar lo que muchos hemos pensado alguna vez después de superar esos momentos difíciles: Tal vez yo también tuve la culpa.

635832922522740034-XXX-Exclusive-Adele-PR-03-RGB

Con ‘Hello’ y su rotundo éxito la inglesa muestra que está dispuesta a perdonar y ser perdonada, por lo que las puertas que se abrieron desde 19 están a punto de cerrarse en este trabajo en el que escuchamos a una Adele que se acerca un poco más al pop comercial a primera vista –recalcando la mano de Max Martin en este proyecto–, con temas como ‘Send My Love (To Your New Lover)’. Como una arma de doble filo, 25 trata de incorporar un cierto dejo de superación en forma de melodías mucho más dulces, que a la vez dejan a un lado el vacío sentimental que causaban temas como ‘Someone Like You’ o ‘Chasing Pavements’

Adele alza la mano y toca la superficie de la comodidad con letras que a primera vista parecen genéricas pero que, al mismo tiempo, ofrecen una exquisita contradicción en melodías como ‘River Lea’, en donde habla de la obligada presión por superar el pasado y el sufrimiento que conlleva. Esta maestría para escribir canciones es lo que coloca a 25 como uno de los mejores trabajos de 2015, ya que, explorando más el fondo de este material que funciona como puente entre la depresión, la superación y la aceptación del ser, podemos ver que Adele experimenta con su propio talento y deja de lado el llanto por la dicha de un nuevo horizonte.

Toques marcados de R&B (‘Sweetest Devotion’), destellos acústicos (‘Million Years Ago’) e incluso sonidos electrónicos (‘Water Under The Bridge’) conforman un exquisito material que comienza a demostrar los alcances de Adkins, quien mezcla su talento natural con el de Tobias Jesso Jr., Danger Mouse y Paul Epworth.

Si algo queda claro con 25 es que Adele sabe madurar con perspectiva, explorando nuevos territorios que nos hacen desear que todo el pop tuviera su misma calidad. Es bueno madurar junto a Adele.

4000x4000sr