I BLEED: Una retrospectiva de la visita de Pixies a México

// Por: Staff

Mar 19 Octubre, 2010

 

El #EfectoPixies que se vivió y aún se vive hoy, ha sido sumamente importante para este país que, sinceramente sigue ávido de más bandas como ésta. Creo que no es necesario decir que soy fan de Pixies desde hace muchos años; pero al decir “fan” hablo de que es la primera banda en mi Top 10 de la historia y al saber de su visita a México me emocioné casi hasta el llanto.

Pero eso no interesa cuando el sentimiento debe pasar a un segundo plano para poder analizar esta visita que, me parece, sí es una de las más importantes de los últimos años, y en este 2010 uniéndose a la realizada por Sir Paul McCartney, Radiohead y Arcade Fire (hace menos de una semana). La razón es tan sencilla como la trascendencia del grupo para la historia musical, aquellos lectores que tal vez son muy jóvenes sea bueno que sepan que gracias a Pixies, después existió el grupo que todavía es base para volverse melómano cuando sentimos que nadie nos quiere: Nirvana. Su primer sencillo ‘Smells Like Teen Spirit’ tiene un “copy” literal y confirmado por Dave Grohl y el mismo Kurt Cobain, de ‘Where Is My Mind?’ de Pixies…

El caso es que, verlos en el Festival Corona Capital el pasado 16 de octubre, fue sin temor a equivocarme un día histórico para los mexicanos melómanos, ya que pudimos ver con todo y sus fallas de audio, a Pixies en un escenario que de verdad no demeritaba la calidad de banda que representan. El 17 y 18 fue el encuentro de una forma más íntima con sus fans más allegados, esos que cargan con orgullo el logotipo de la P que han enarbolado los Pixies, y en donde se pudo experimentar un feeling diferente al del festival, donde todo mundo podía vibrar con una mejor acústica.

Ya lo reseñaba anteriormente, la potencia y explosividad de la banda en cada concierto que ofrecen es surrealista, tanto como las letras de Frank Black (o Black Francis para los más ortodoxos), como cada acorde de Joey Santiago en la guitarra, cada golpe a la batería de David Lovering y cada sonido fino que Kim Deal propina al bajo y con su dulce voz. Lo que no terminó por convencerme y siendo objetivo, fue que el Set List fuera tan igual en cada concierto, tal vez pudieron incluir algún B side como ‘Corazón Diablo’ o ‘Into The White’, por ejemplo, pero se agradece el regalo para los que asistimos el domingo 17 al Metropólitan donde, con las luces del recinto ya encendidas, decidieron tocar ‘Planet Of Sound’, cosa que no sucedió el lunes 18.

En fin que, una rayita más al tigre dicen, y este año se ha convertido el mejor en muchos años en cuanto a conciertos se refiere.

Photobucket

www.myspace.com/warpmagazine
www.facebook.com/warpmagazine