Música, Viva

// Por: Staff

Mie 22 diciembre, 2010

 

2010 se nos fue prácticamente, cada quien tendrá sus conclusiones personales sobre el, lo juzgará, valorará y recordará a su manera. Algunos recuerdos y evidencias de este 2010 quedaran en nuestros álbumes y videos en Facebook o cualquier otra red social.
Para gran parte de los melómanos, grandes aportaciones de recuerdos pueden ser los conciertos. Claro, el primer paso y que podríamos interpretar como apenas un aperitivo, es escuchar una canción, un disco de principio a fin (que este extinto 2010 hizo tan bien; darnos tantos y tan buenos discos) y repetirlos una y otra vez.
Ya que algunos crean una empatía y un lazo muy especial con alguna banda y su trabajo, solo queda una cosa para consolidar la relación: el plato fuerte, presenciar un concierto.

El 2010 sin lugar a dudas pudo haber sido uno de engorda, a pesar de vivir una época difícil económicamente, algunos aprovechamos las oportunidades de presenciar actos que llegaban por primera vez a México o que simplemente no queríamos perdernos.
Para WARP fue un año redondo, presentes en algunos de los festivales musicales más importantes del mundo y recibiendo en nuestras tierras, en una gran coincidencia, a las 3 bandas autoras de los que consideramos los 3 mejores discos del año; LCD Soundsystem, Arcade Fire y Spoon.
3 conciertos que solo consolidaron sus propuestas e hicieron más fácil la selección de lo mejor del año.
LCD Soundsystem, se presentó en lo que pudo haber sido el último concierto con el actual lineup y entregando absolutamente todo sobre el escenario del Infield del Hipódromo de las Américas. Arcade Fire, demostrando que más que el futuro, son el presente con una actuación poderosa que atrapó a todos los presentes aquella noche de octubre en el Palacio de los Deportes. O Spoon que con un escenario más pequeño no necesito más para dar una muestra de la grandeza que pueden tener.
Y estos son solo algunos, el año contó con algunos de los nombres más importantes de la historia de la música contemporánea. Como olvidar las noches de mayo en la que un ex Beatle nos cantó a más de 140 mil personas en el Foro Sol, si Paul McCartney fue parte del 2010, o recientemente cuando un ex Pink Floyd construyó un muro enfrente de nosotros y simplemente nos dejó con la boca abierta, si Roger Waters fue parte del 2010.
Un 2010 que nos trajo a una dupla francesa que nos trasladó del Auditorio Nacional a un mundo psicodélico y nos hizo pasar una noche de fantasía muy al estilo Air. Y ya que estamos con franceses, el año nos trajo en dos ocasiones a Phoenix, dejando satisfechos a sus seguidores que estuvieron en el Salón José Cuervo y en el Palacio de los Deportes en la segunda visita.
Como olvidar esa noche de agosto cuando una banda llamada Passion Pit puso a bailar a todo un sequito emergente de jóvenes ansiosos por consumir nueva música. O recordar que en los ochentas Gary Numan hizo lo mismo y solo vino a México a recordarnos su aportación como músico.
En el primer semestre, sufrimos una pequeña invasión británica; Coldplay y Muse presentes en tierras mexicanas.
Vivimos la primer versión de lo que puede ser un buen festival con el Corona Capital y fuimos testigos del poder de convocatoria que aún tiene The Pixies.
Faltan nombres sin lugar a dudas, pero no trato de hacer un recuento exacto, simplemente de recordar esas noches que nos acompañarán por el resto de nuestras vidas.

Noches inolvidables, seguramente cada quien tendrá la suya, en la que sin importar si habían veinte o setenta mil personas alrededor de ti, lo único que importó eran tú y tu banda favorita, tu y tú música, en vivo.

redes-warp

www.myspace.com/warpmagazine
www.facebook.com/warpmagazine
www.twitter.com/warpmagazine