#WARPCC: Día 1 Escenario Corona Light

// Por: Staff

Lun 20 noviembre, 2017

Fotos por: Eduardo Alonso

Lugar: Autodromo Hermanos Rodríguez

Fecha: 18 November 2017

Corona Capital 2017

Brenda Marquezhoyos

El día uno en el escenario Corona Light se presentó Spencer Ludwig, quién  demostró que no por ser el primero iba  a ser el menos importante, poniendo a bailar a todos los asistentes.

Cuando el sol ya era infernal, tocó el turno de las angelicales Joseph, tres talentosísimas chicas provenientes de Portland, quienes en todo momento se mostraron agradecidas con el público. Lucían bastante contentas de pisar escenario mexicano y tal fue su euforia, que contagiaron a todos los que estaban ahí.

Posteriormente Daughter haría gala, Elena Tonra parecía algo tímida y feliz de estar en el escenario. Conforme iban pasando sus 40 minutos programados, interpretaron ‘Youth’, en ese momento todos los fanáticos colapsaron de emoción y corearon de principio a fin la canción. Sí bien, los ha caracterizado el folk han sabido romper con ello y para su último álbum Not to Dissapear, decidieron cambiar su sonido a algo un tanto oscuro y más experimental.

Para la transición a la noche, Mogwai fue la banda encargada de crear toda la atmosfera sonora, como es sabido la fuerza de los oriundos de Gasglow recae en la perfección de su ejecución, cuyos integrantes jugaban con sus posiciones y diferentes instrumentos para agradecer la atención del público. Algo que llamó muchísimo la atención, fue presenciar a la baterista Cat Myers quién está supliendo Bulloch, enriqueciendo la fortaleza femenina en el escenario. Los cambios juegan parte importante de su concepto sonoro, eran transiciones bruscas de la calma al caos sin caer en desorden armónico, por ello fue magistral presenciar ‘Remurdered’ y ‘Old Poisons’.

Y después de tanta espera, por fin fue el turno de PJ Harvey. Justo aquí fue cuando el Corona Ligth vio su etapa más concurrida y apretada, pero nada molesto, aun en las primeras filas uno se podía mover y apreciar con mayor detenimiento a Polly  y a su sequito de músicos. Fue una ceremonia en la que se cantaba desde el rito al amor, el placer de estar vivo y reclamar por ello o cuestionar nuestro consumismo.

Por último, Maximo Park, quienes totalmente ansiosos por entrar a escena supieron manejar su situación y poco a poco ganar público que ya había descendido a otros escenarios. Desde el inicio de la presentación, Paul Smith bastante contento en su traje púrpura y sombrero, en todo momento trató de hablar en español, y dijo que tras doce años de carrera con la banda, era un honor pisar por primera vez México. Smith también habló sobre su descontento con “el muro” y sobre el sismo que sacudió a la ciudad.