El gobernador de California, Jerry Brown, defiende a los inmigrantes

// Por: Fátima Albarrán

Mie 25 Enero, 2017

Mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insiste en la creación de un muro fronterizo con México para frenar la entrada de migrantes indocumentados, el gobernador de California, Edmund Gerald “Jerry” Brown Jr., anunció su defensa en el territorio que actualmente gobierna.

El gobernador Jerry Brown dedicó su discurso anual este martes 24 de enero del estado de California para declarar que “California no da un paso atrás, ni ahora ni nunca”, añadiendo que desde la inmigración, hasta la defensa del ambiente y de los avances en cobertura de salud, el estado no retrocederá ante cambios de dirección dictados desde Washington.

“La reciente elección e inauguración de un nuevo presidente ha mostrado profundas divisiones en todo Estados Unidos. Aunque nadie sabe lo que los nuevos líderes realmente harán, hay señales que son inquietantes. Hemos visto la audaz afirmación de que existen hechos alternativos, lo que sea que esto signifique. Hemos escuchado los flagrantes ataques a la ciencia.”

“Muchos californianos han venido de México y de otros países y han hecho del estado un vibrante faro de esperanza. No tenemos una estatua de la libertad con su inscripción sobre recibir a las masas cansadas… pero tenemos una puerta dorada, el Golden Gate , un espíritu aventurero y un corazón abierto”.

Dijo que California defenderá a todos, incluyendo al 27% de su población, casi 11 millones de personas, que nacieron “en una tierra extranjera”.

“Los inmigrantes son parte integral de quienes somos y han ayudado a crear nuestra prosperidad desde el principio. Entiendo que la ley federal se superpone a las estatales y que Washington se encarga de política migratoria, pero como estado hemos aprobado medidas protectoras como el Trust Act, las licencias, derechos laborales y acceso a educación superior para indocumentados, y si tenemos que defender esas leyes lo haremos”.

También agregó que 5 millones de personas han recibido seguro de salud gracias a Obamacare y que la anulación de esa ley sería muy nociva para California y defendió la lucha contra el cambio climático, ante la postura del liderazgo de Washington, que afirma que es “una mentira”.