Feliz cumpleaños “Violator”

// Por: Staff

Sab 3 Abril, 2010

 

 

Dicen que aquellos discos que alcanzan el mote de “indispensables” ó “clásicos” son esos que logran traspasar las barreras del tiempo, que logran conservar su sonido vigente e intacto, como si hubieran sido creados momentos antes de darles play; sin duda, “Violator” de Depeche Mode forma parte de esa elite.

 

El pasado 19 de marzo se cumplió el aniversario número 20 de la salida del álbum y no quise desaprovechar la oportunidad de rendirle un pequeño tributo y de paso, presentárselo a los melómanos en formación ó, a quienes acaben de despertar de un sueño criogénico de dos décadas.

 

A finales de los 80’s Depeche Mode (en aquel entonces David Gahan, Martin Gore, Andrew Fletcher y Alan Wilder) pasaba por el mejor momento de su carrera, “Music For The Mases” (1987) había sido la catapulta que los colocara en el gusto del público gringo (la piedrita en el zapato para los europeos), musicalmente el álbum contaba con singles consistentes y un trasfondo sonoro que por fin les quitó la etiqueta synth pop, poniéndolos en ese contexto electrónico “oscuro” en el que ahora los ubicamos.

 

En agosto de 1989 llegó a los estantes y a las radiodifusoras el single “Personal Jesus”, adelanto de “Violator”… y el mundo de la música electrónica, rock y pop no sería nunca más el mismo. Una guitarra country, secuencias de avanzada disfrazadas de pop melodioso, referencias religiosas y la producción de Mark Ellis, mejor conocido entre los mortales como Flood (más una manita de Alan Wilder); esa sería la fórmula que haría del corte un éxito instantáneo, ‘Enjoy The Silence’ repetiría la hazaña (no hablo de números, sino de permanecer en la memoria colectiva) y para cuando el disco estuvo disponible, Depeche Mode había dejado atrás a sus contemporáneos en todos los aspectos.

 

El sonido de “Violator” sentó precedente en cuanto a la dirección que la música electrónica tomaría en los 90’s: desafiante, con un gancho popy y transgrediendo los límites entre los sintetizadores y las guitarras eléctricas. De hecho, a nivel histórico esa es su mayor aportación al mundo musical, unir estas tres corrientes con sus similitudes y diferencias en nueve tracks, que de principio a fin están en perfecto equilibrio. El sello distintivo de Flood está implícito en cada corte, obteniendo lo mejor de la canciones y llevándolas al límite (algo que repetiría con Smashing Pumpkins, NIN e incluso, con The Killers), las letras plagadas de sentimiento de Martin y la voz prodigiosa de Dave son sólo otras de las características que hicieron de este un trabajo único.

 

Es cierto, “Violator” es un disco 100% comercial, pero eso no hace que pierda un gramo de genialidad sonora y aunque para muchos no es la mejor pieza de Depeche Mode (incluido su servidor, que ubica “Songs Of Faith And Devotion” en esa posición), debemos aceptar que es un monstruo que hoy, a 20 años de su salida está más vivo que nunca.

 

Feliz cumpleaños número 20 “Violator”.

 


Depeche Mode Enjoy the Silence
kaleid04™ [Luis C.] | MySpace Video