Esto ocurrió en la reunión entre Trump y Peña Nieto

// Por: Eduardo Salinas

Mie 31 agosto, 2016

Hace unos momentos se llevó acabo la conferencia entre el aspirante a la Casa Blanca de los Estados Unidos, Donald Trump, y el Presidente de México Enrique Peña Nieto, un acontecimiento inesperado en el que se trataron puntos importantes como la política de migración y la construcción del muro en la frontera entre ambos países.

El aspirante a la presidencia por el partido republicano se mostró tajante y contundente con su postura ante la deportación de los casi 11 millones de inmigrantes ilegales que radican en E.U., así como con la construcción de un muro en la frontera, el cuál, según sus palabras, debe costear el gobierno mexicano.

Por su parte Enrique Peña Nieto, aseguró que los mexicanos son personas honestas y trabajadoras, por lo que merecen respeto y un trato digno: “La comunidad mexicana en Estados Unidos contribuye todos los días con su talento y trabajo a la prosperidad del país, y son gente honesta, trabajadora, personas de bien, que respetan a la familia y la ley”, declaró el jefe de estado mexicano.

Así mismo recalcó que el trabajo en equipo entre ambas naciones puede dar grandes resultados como en su momento lo hizo el TLCAN, mismo que merece algunos ajustes.

Trump presento cinco puntos para el mejoramiento de la relación entre los dos países:

1.- Poner un alto a la migración ilegal, pensando también en la proveniente de Centroamérica, puesto que es un desastre en materia humanitaria.
2.- Velar por la seguridad en la frontera, ya que es un derecho de la Unión Americana, por lo que es necesario poner un Muro para frenar la migración.
3.- Desmantelar a los cárteles de la droga, algo que sólo podrá realizarse en espíritu de colaboración.
4.- Mejorar el Tratado de Libre comercio para América del Norte; existe una enorme competencia por parte de China por lo que se debe cuidar este lado del hemisferio mejorando las condiciones de trabajo en ambas naciones.
5.- Cuidar la industria manufacturera. No se debe permitir que la manufactura se vaya a otros países.

De esta manera concluyó su reunión, dejando a muchos igual o peor ante la postura del aspirante a la presidencia, que concluyó su discursó de la siguiente manera: “Yo siento un gran respeto hacia los mexicanos, son un pueblo extraordinario, los conozco de primera, segunda y tercera generación y respeto mucho su amor a la familia”.