Reyno en el Auditorio Blackberry #WARPGigs

// Por: Staff

Dom 11 Diciembre, 2016

Lugar: Auditorio Blackberry

Fecha: 10 December 2016

//Por: José Iván Ruiz Trejo

Nadie debe pensar que la escena musical mexicana está perdida al ver un acto tan completo como el que dio Reyno en el Auditorio Blackberry. No solo fue cobijado por su mayoría de fans, sino que logró convencer a los escépticos de que una parte de la salvación del género la podrían encabezar ellos sin ningún problema.

Los dos actos que abrieron empezaron a calentar los motores de buena forma. Primero fue Salvador y el Unicornio, una buena propuesta ‘vintage’ que nos hizo recordar tiempos pasados y TercerOjo, quienes tuvieron la gran aceptación al tocar su single conocido “Sueño Ritual”, aunque ya todos esperaban el acto principal sin demora.

La silueta de Christian Jean y Pablo Cantú se vislumbraron ante un griterío ensordecedor para empezar una noche encantadora, llena de éxitos de sus dos álbumes “Viaje por lo eterno” y “Dualidad” y que además sería recordada porque se editará el concierto en un álbum que estará próximamente a la venta.

reyno11

La personalidad de Jean, aunado a la gran calidad de sus músicos acompañantes hicieron vibrar a todos los presentes en un recinto que, a pesar de lo pequeño que podría ser el recinto, vibró con canciones como “Nunca me dejes”, “Química”, “Fluye” o “Dos Mundos”, que era acompañada por todas las voces de los presentes, quienes se sabían exactamente cada palabra que Jean decía.

reyno6

Una de las cualidades de Reyno, quienes ya tienen un  buen trajín abriendo conciertos tan importantes como el de Minus The Bear o Travis, es que la conexión con la audiencia es automática. A pesar de que han tenido una rotación de músicos importantes, la calidad no ha mermado en los músicos, quienes tuvieron una gran ayuda de León Larrégui en un principio y que, poco a poco, se han podido desprender de esos empujes para brillar por ellos mismos.

El encore trajo a dos invitados importantes para la banda como Matilde Sobrino y Rodrigo Guardiola de Zoé. En este segmento también se escuchó una de las más esperadas y emotivas rolas de la noche como lo es “Amarrado”, que arrancó los suspiros de las parejas presentes. Incluso una joven tenía un plan para pedirle matrimonio a su novio en esa canción, aunque se perdieron en medio de los asistentes.

Son estas veladas las que siempre se quedan en la mente de una banda, porque entienden que ya no es la fase experimental sino que están en la antesala de las grandes ligas. Reyno se puede vanagloriar de tener ya una base de escuchas que tienen las expectativas altas, y que ya es solo cuestión de tiempo para la transición a los grandes auditorios con llenos como el que se vivió hoy.

reyno9