La música de Cascos Indomables, glam rock para los mensajeros motorizados de este filme latinoamericano

// Por: Oscar Adame

Lun 23 julio, 2018

En septiembre del 2018 finalmente llegará a las salas de cine la nueva película del director costarricense Neto Villalobos, un filme titulado Cascos Indomables (2018) que atravesó un largo desarrollo previo a su anuncio final.

Aunado a ello, la banda sonora de trece cortes contó con un enfoque exaustivo cuya temática está inspirado en el glam-rock anglosajón de la década de los setenta. Música que sigue la historia de Mancha, un mensajero motorizado que disfruta de la monotonía en su primer acto.

La relación del glam y los motorizados

-“La banda sonora fue inspirada en el género conocido como Glam Rock, así decidí que era importante desarrollar canciones con ese mismo espíritu rebelde y rockero pero con una esencia más criolla y propia de mis personajes”-, nos declaró el director Neto Villalobos respecto al trabajo de composición abortado por Pablo Rojas y Adrián Poveda.

Sin embargo, la elección no devino de la suerte, una parte fundamental del desarrollo de la película fue la invesigación de campo, con Neto entrevistando a docenas de motociclistas durante sus recorridos. -“Una de mis inquietudes es que música escuchaban, evidentemente escuchan todo tipo de géneros, pero en general compartían el rock. En algunos casos, las bandas que escuchaban eran glam, sin que necesariamente los motorizados las identificaran como tal”-.

Aunque el género nunca se desarrolló dentro de Costa Rica y no se contó con algún interprete en específico del movimiento en español, los mensajeros parecen llevar la ideología de su música impresa en su estilo de vida. -“Creo que existe una conexión por un sentimiento de libertad y diversión, algo intrínseco en la personalidad de los mensajeros de la película y de muchos en la vida real“-, agregó Neto.

La explicación del director no es muy distante a la del compositor de la banda sonora, Pablo Rojas, quien declaró que, -“Su relación es con el mundo de las motocicletas. No hay mejor banda sonora para acompañar la sensación de libertad, peligro, adrenalina y aventura que se tiene montado en una motocicleta“-.

La música como elemento narrativo

Contrario a la mayor parte de las películas, la música de Cascos Indomables (2018) no empezó a componerse en la etapa de post-producción del filme. En lugar de trabajar con escenas e imágenes del filme, Pablo y Adrián trabajaron en base referencias musicales del glam rock, hablando sobre sus personajes. -“Fuimos moldeando una identidad sonora que tuviera un poco de esos ingredientes, pero que principalmente estuviera acorde a San José y su esencia“-, declaró Pablo Poveda. 

Respecto a las complicaciones que les generó el no tener un ejemplo fijo respecto a lo que iba a aparecer en pantalla, Adrián nos contó que -“creo que el tema central lo fuimos encontrando al mismo tiempo que Neto, siempre es mejor dejar que las obras tomen el carácter que necesitan ellas solas, uno nada más suma trabajo y si uno da espacio las cosas se terminan de redondear solas, por lo menos conceptualmente“-. 

Por lo mismo, Neto concuerda en que la música es una parte fundamental de la película, -“termina de construir la actitud y el espíritu de camaradería que buscaba transmitir“-.

La música fue grabada, mezclada y producida por el ingeniero y productor Jorge “Popeye” Noguera, en el estudio de grabación Conquista Records.

Un complicado proceso de desarrollo

Este filme que muestra la historia de Mancha, un mensajero motorizado que pierde su trabajo y encuentra dificultades en su relación sentimental ha estado en la cabeza de Neto por años. La trayectoria de su producción la encontramos desde la gestión de su guion, cuando fue seleccionado en la Residencia de la Cinefondatión de Cannes a inicios del 2015 y participó en talleres como Tres Puertos Cines, BrLab y Produire au Sud. También participó en Cinema en Developpement del Festival de Cine de Toulouse y en Paris Coproduction Village.

Al mismo tiempo, recibió incentivos económicos en su etapa de desarrollo del Fondo de Fomento al Cine Centroamericano Cinergia, y del Programa Proartes, así como fondos de producción del Fondo Nacional El Fauno y el Programa Ibermedia. En su etapa de postproducción participó en el WIP LATAM del Festival de SANFIC y en Primera Mirada del IFF Panamá.

-“En Costa Rica es importante la aprobación de la ley de cine para que la industria se desarrolle. Me parece que en estos momentos somos muchos tratando de levantar nuestros proyectos a como podemos, pero es necesario generar bases sólidas que permitan crear proyectos de mayor calidad“-, nos declaró respecto a la difícil situación para hacer cine en su país. 

Pero pese a todo el trabajo, la película ya está a punto de llegar a salas. -“veo muchas cosas que haría diferente pero al mismo tiempo siento más tranquilidad porque cierro un proceso y puedo arrancar con otro proyecto“-.