Los músicos son tres veces más propensos a sufrir de depresión y ansiedad, según un estudio

// Por: Fátima Albarrán

Jue 3 Noviembre, 2016

Un nuevo estudio publicado por Help Musicians UK, una organización benéfica para músicos del Reino Unido, ha descubierto que los músicos y los profesionales de la industria de la música pueden tener tres veces más probabilidades de sufrir de depresión que el público en general.

Como señala Pitchfork, el informe titulado “¿Puede ser que la música te enferme?” se basa en una encuesta realizada a 2,211 personas por la Universidad de Westminster y su grupo de investigación centrado en la música, MusicTank. Todos los clichés acerca de los cantantes y compositores son un grave problema que apunta a una crítica falta de apoyo de salud mental en la comunidad musical. El grupo más grande de participantes se identificó como músicos (39%), el estudio también representó otros papeles de la industria, como management (9%), edición musical (7%), producción de audio (4%) y equipo en vivo (2%).

El estudio pinta un panorama un poco sombrío de la vida en la industria de la música, con el 71% de los encuestados que informan que han experimentado ataques de pánico y/o altos niveles de ansiedad, y otro 65% que afirman haber sufrido de depresión. Esto contrasta con la población general del Reino Unido, en la cual 1 de cada 5 adultos (19%) ha experimentado ansiedad o depresión.

Entonces, ¿por qué, exactamente, los músicos están tan deprimidos? Las razones son en realidad bastante obvias y tienen mucho que ver con la naturaleza competitiva, económicamente inestable de una industria que pide mucho de sus contribuyentes. Los encuestados atribuyeron su enfermedad mental a todo, desde el agotamiento físico de trabajar largas horas sin paga, hasta problemas relacionados con el tabú de ser una mujer en la industria, incluyendo actitudes sexistas y acoso sexual.

Como explicó un encuestado: “Mi depresión se empeora al intentar vivir como músico … Raramente la música ha sido perjudicial para mi salud, todo lo contrario, pero la industria y las presiones socioeconómicas hacen que esto se sufra”.

Otro comentó: “No estoy seguro de decir que la música me enferma, es la falta de apoyo al hacer algo que no se considera un ‘trabajo real'”.

Al respecto Isabella Goldie, de la Mental Health Foundation, considera obvia la correspondencia entre el lifestyle de la mayoría de los músicos y la propensión a un desequilibrio mental: “La imagen típica de de un músico durante una gira parece exactamente lo opuesto a lo que todos entendemos como bienestar. Beber moderadamente, evitar el consumo de drogas, dormir las horas que el cuerpo necesita y apoyarse en amigos cercanos y familiares, estas son las cosas que ayudan a mantenerte equilibrado y sólido. En este sentido no es sorpresivo que muchos músicos tengan dificultades para mantenerse sanos”.

6359283279877932521059658196_sad_music