Resultados del caucus de Iowa por la presidencia de EEUU

// Por: Natalia Montes

Mar 2 febrero, 2016

La noche del primero de febrero se llevó a cabo la primer asamblea partidista o ‘caucus’ del 2016 en Iowa. Este es el acontecimiento electoral más importante del proceso de nominación para elegir al Presidente de los Estados Unidos. Cada estado tiene su propio ‘caucus’, pero Iowa es la primer fase de la carrera por la presidencia, por lo que ayuda a predecir los resultados posteriores.

Antes de que un aspirante a la presidencia pueda postularse para la votación general, tiene que ganar la aprobación y respaldo de su partido político. En cada votación los pre candidatos que no logran un avance real, comienzan a retirarse de la competencia y cada vez quedan menos, los más populares.

Del lado del partido Republicano, el aspirante más fuerte fue el senador por Texas y conservador ortodoxo, Ted Cruz, venciendo al xenófobo millonario Donald Trump con un porcentaje de 27.65% y ocho delegados contra 24.31% y siete delegados. En tercer lugar quedó el senador por Florida Marco Rubio, con un 23.09% y siete delegados.

En el lado del partido Demócrata, la ex secretaria de estado y esposa del ex presidente Bill Clinton, Hillary Clinton, empató con el senador por Vermont, Bernie Sanders. Fue una competencia muy reñida durante toda la noche y ambos candidatos se mostraron agradecidos ante el apoyo. El aspirante Martin O’Malley, quien realmente no figuró en la competencia Demócrata, se retiró de la carrera por la presidencia. El Republicano Mike Huckabee también anunció que abandonará la campaña.

1183058_1280x720

Clinton, Cruz y Sanders. Foto: ABC

Esto es a penas el comienzo, pero es interesante ver como las especulaciones son solamente eso y los resultados pueden cambiar en un instante; se creía que Hillary Clinton solo podría parar su potencial al caer en un escándalo o una enfermedad, pero Sanders, el político autoproclamado socialista le ha puesto un freno a lo que Clinton pensaba que tendría fácilmente ganado. Por otro lado, Donald Trump y su enorme ego se creían invencibles a toda costa, pero la noche de ayer le dio un giro inesperado a sus expectativas y ahora comienza a asimilar su derrota.

La campaña será trasladada el siguiente martes al caucus del estado de Nueva Inglaterra.